A ser feliz, Ray :)

Cerramos la semana en Zarpas con uno de los nuestros que, tras dos años de espera, por fin ha encontrado hogar: Ray.

Ray llegó a Zarpas en febrero de 2017 y estuvo adoptado un tiempo, pero la familia lo devolvió porque tuvo algún problema con su hijo.

Luego se fue a una casa de acogida y y la verdad es que nunca vieron en él ningún atisbo de agresividad. De hecho, todo lo contrario: te persigue por la casa, le encantan las caricias y además convive con perros y con gatos.

Tan bueno, cariñoso y divertido era Ray que unos papis que adoptaron a otra gatita de Zarpas, Amaltea, decidieron quedárselo. Estamos muy contentas de que le hayan dado la oportunidad que necesitaba y un hogar para toda la vida.

¡Enhorabuena adoptantes!

Deja un comentario

Your email address will not be published.