Frida

Frida y su hermano Torito llegaron a Zarpas con dos meses de edad y nos fueron luego devueltos de una familia de adopción porque no estaban socializados. Ahora los hemos separado para que aprendan a recibir el cariño humano y es lo que están haciendo en sus respectivas casas de acogida.

Frida está mucho mejor desde que la hemos separado de su hermano. Está más sociable, se deja tocar e incluso coger en brazos, ¡pero no demasiado para que el humano no se lo crea mucho! Con el gatito con el que vive se lleva bastante bien, así que si os habéis enamorado de ella y tenéis un minino podría ser la oportunidad para esta peque.

Si quieres saber más sobre ella, pulsa aquí en su perfil.

Deja un comentario

Your email address will not be published.