Arya

Sansa y Arya son dos gatas adultas que fueron encontradas por una voluntaria de la asociación a principios de septiembre. Apenas tenían dos mesecitos de vida y estaban en un jardín junto a sus padres y tres hermanos más. Nuestra compañera no supo mirar a otro lado y decidió recogerlos de la calle. Su mamá y dos de sus hermanas están con ella. Su hermano está felizmente adoptado. Pero Sansa y Arya siguen a la espera de una familia.

Arya es una gata muy miedosa que necesita empezar a confiar en los humanos. La calle ha sido un lugar muy duro para ella desde el momento en el que abrió sus ojitos. Ahora está con su hermanita en una casa de acogida, que trabajará con ellas sus miedos y las hará empezar a creer en el amor y el cariño que un humano puede brindarles. Además, Arya se ha hecho muy amiga del resto de gatitos que viven en su casa de acogida. Esto ha hecho que ella se sienta más cómoda y empiece a dejar muy poco a poco esos miedos atrás.

Dale la oportunidad a esta belleza de gatita y a su hermana Sansa de conocer el significado de una familia, de un hogar. Dales la oportunidad de conocer el calor humano y la sensación de protección. Dales la oportunidad de saber lo que es el amor humano. Seguro que no te arrepentirás de conocerlas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.