Kiko

Kiko es un gato cachorro pelirrojo en adopción que la presidenta de Zarpas y Colmillos encontró husmeando en un contenedor de basura. No estaba solo, sino junto con sus hermanos Pistacho, Anacardo y Cacahuete.

Los cuatro estaban sanos y bien alimentados, por lo que probablemente acababan de ser abandonados. Se mostraron muy sociables desde el primer momento, signo de que habían convivido con humanos desde que nacieron.

Actualmente están en casas de acogida donde buscan su oportunidad. Han dado negativo a leucemia e inmuno y pronto serán esterilizados.

Deja un comentario

Your email address will not be published.