Lluvia

Lluvia es una gata de unos 4-5 meses que vivía en la calle junto con su mamá y su hermanito. Una de nuestras voluntarias les alimentaba y estaba pendiente de ellos. De hecho, nos cuenta que solía ver a Lluvia desde su ventana jugando y cazando mariposas. Un mal día, la mamá y el hermano de Lluvia murieron atropellados por los coches. Sin duda, un triste final para esta familia. Ya sabéis que en contra de lo que muchas personas piensan, la vida de los gatos en la calle es muy dura. Nuestra pequeña se quedó sola y más desamparada que nunca. Lo único que tenía en la vida, había pasado de largo ante sus ojos.

Una noche en la que llovía mucho, Lluvia se acercó a nuestra voluntaria pidiendo ayuda. Ésta se agachó para acariciarla y la gatita aprovecho para subirse encima de ella, rogando y suplicando caricias. Rogando y suplicando que la sacará de ese lugar en el que estaba completamente sola. Nuestra voluntaria no pudo dejarla en la calle. Lluvia nos necesitaba.

Lluvia es una gatita muy amorosa, cariñosa y mimosa. Queremos encontrar una familia que ocupe un gran lugar en su corazón y que la brinde la oportunidad de ser feliz en un lugar seguro, lejos del mundo de los coches, del hambre y de las noches de lluvia sin refugio.

¿Quieres conocer a nuestra nueva princesa?

Deja un comentario

Your email address will not be published.