Miga

Miga y sus hermanas fueron desahuciados de su propia casa. Mientras su dueña se encontraba fuera del país, sus familiares decidieron que ya estaban hartas de ellas y que se tenían que ir de la casa. Decidimos rescatar a las peques antes de que acabasen en la calle o en la perrera.

Nuestra belleza, Miga, causó furor en la chocolatada que celebró Zarpas en Navidad. Se hizo amiga de todos y buscó caricias todo el rato. Se nota que ha estado conviviendo con personas desde hace tiempo. Es una gata muy mimosa y buena, que solo necesita que alguien le abra su corazón.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.