Ocho

Ocho fue rescatado de la calle, donde ha vivido prácticamente toda su vida, porque su estado y su carácter no nos permitían dejarle ahí. Es un gato bueno, al principio miedoso, pero normal por lo que ha pasado en su vida en la calle. Ya está en una casa de acogida, feliz y recibiendo mimos.
Pese a su doble positivo a leucemia e inmuno puede llevar una vida relativamente normal, con ciertos cuidados en cuanto a alimentación, desparasitaciones, medicación si fuera necesaria, evitándole situaciones de estrés…
Si quieres saber más sobre Ocho, visita nuestro artículo de Peludo de la semana dedicado a él.

Leave a Reply

Your email address will not be published.