Will

Mucho ha llovido desde que Will entrase en la familia de Zarpas allá por agosto del año pasado. Todos los salidos de aquel CES urgente han sufrido las consecuencias del maltrato y el miedo a las que las agresiones, persecuciones y gritos de algunos vecinos de la zona les sometían.

Will sigue siendo un gato tímido al que le cuesta confiar pero que cuando lo logra, como nos cuenta su acogida, se convierte en el gato más dulce y agradecido que existe. Es guapo a rabiar y se merece encontrar esa familia que sepa entenderle y siga trabajando con él hasta que consiga comprender, por fin, que la pesadilla acabó hace tiempo y que ya no tiene nada que temer.

Y que se le quiere.

Leave a Reply

Your email address will not be published.