Alimentos prohibidos para los perros

Hay muchos alimentos que, aunque para los humanos son beneficiosos, resultan muy peligrosos para nuestras mascotas. En ellos se dan ciertos componentes que resultan tóxicos para los canes. Al ser consumidos, pueden provocar enfermedades o, incluso, la muerte de nuestro mejor amigo.

Es por ello que se consideran alimentos prohibidos y jamás deberíamos ofrecérselos. Hasta cierto punto, algunos de estos alimentos también nos hacen daño a nosotros si los tomamos en grandes cantidades (la sal o el azúcar), por lo que lógicamente deberíamos hacer lo mismo con los perros o, mejor, nunca dárselos a probar. Sin embargo, otros alimentos prohibidos son de lo más inesperado, como ciertas frutas y verduras.

Muchos veterinarios recomiendan no darles otra comida que no sea la suya propia. Sí, ya sabemos que a veces cuesta ignorar esos ojazos que se quedan fijos en nosotros mientras comemos. Pero al darles de nuestra comida provocamos desequilibrios en su alimentación y, a largo plazo, en su salud. Al darles el borde de la pizza estamos perjudicándoles más de lo que creemos.

Regresando a los alimentos que jamás deberían llegar a la boca de nuestro peludo, apuntad la lista que os dejamos a continuación:

Cebolla, cebolleta, ajo y puerros

Contienen Tiosulfato, una sustancia que puede provocar anemia hemofílica, destruyendo las células rojas de la sangre de nuestros amigos peludos.

Aguacates

Tienen un componente llamado Persina, que es una toxina potencialmente peligrosa para nuestros amigos peludos.

Uvas y pasas

Pueden provocar insuficiencia renal en los perros, aunque se las demos en pequeñas cantidades.

Semillas y huesos de ciertas frutas

Frutas como la manzana, el albaricoque o el melocotón sí pueden comerlas. Sin embargo, sus huesos y semillas contienen cianuro.

Almendras y nueces

Muy tóxicas para los perros, incluso en pequeñas cantidades. Contienen fósforo, que, aunque para nosotros es bueno, para nuestros amigos de cuatro patas no les conviene.

Berenjena

La Solamina, presente en esta planta, puede perjudicar a los sistemas digestivo y nervioso de nuestro mejor amigo.

Azúcar

Puede provocar diabetes y obesidad e, incluso, pérdida de la vista (cuando se consume durante mucho tiempo).

Mucho cuidado con los chicles y caramelos, pues contienen Xilitol, que pueden provocar vómitos, letargo, convulsiones, pérdida de coordinación o deterioro de las encías. En los peores casos, pueden llevar a hemorragias internas.

Lácteos

Mucho cuidado con la leche, el queso o los helados, pues pueden provocar trastornos intestinales y diarrea.

Chocolate

El cacao contiene Teobromina, sustancia estimulante que resulta tóxica para nuestros peludos. Pueden sufrir vómitos, diarrea, convulsiones, hiperactividad… Incluso puede dejarlos en coma o, directamente, matarlos. Mucho cuidado con las razas más pequeñas.

Café y alcohol

Las bebidas y sustancias estimulantes son muy tóxicas para nuestros amigos caninos. Aunque suena divertido ofrecer en Navidades una copita de sidra o champán al perro para que no se sienta excluido de la celebración, mejor nos lo pensamos dos veces la próxima vez y le damos otra cosa menos peligrosa para su bienestar.

Huesos e hígado de otros animales

Hace años, era muy habitual darles huesos a los perros. Sin embargo, los de pollo o pescado pueden provocarles asfixia o heridas en estómago e intestinos. Dale mejor los huesos que puedes comprar en tienda, que además están hechos específicamente para ellos.

Por su parte, el hígado contiene mucha Vitamina A y los perros no la asimilan tan bien como los humanos. Hay que evitar ofrecérselo en grandes cantidades.

Pasta de dientes

Sí, sabemos que no es un alimento, pero es necesario recalcar que también contiene Xilitol, por lo que nos remitimos a todo lo comentado más arriba sobre el azúcar, los chicles y los caramelos.

Cuesta imaginar la situación en que le demos pasta de dientes a nuestro perro. Sin embargo, puede suceder un descuido o que los peques de la casa, jugando, ofrezcan un poco al animal.

En Mi perro es único han hecho una infografía muy interesante que muestra qué órganos se ven perjudicados por cada tipo de alimento. ¡Algunos dañan incluso varios!

Si quieres informarte más sobre este tema, también puedes consultar una lista completa de alimentos en la clínica El Arca de Noé.

Y, antes de darle cualquier alimento para humanos a tu perro, recuerda pensar en su salud.

Deja un comentario

Your email address will not be published.