Tonic es un gatito que apareció junto a sus hermanos Gin y Wicca en malas condiciones en los depósitos de tren de la estación del metro de Aluche. Al igual que su hermana, estaba extremadamente delgado, desaliñado y lleno de pulgas.

Ya se ha recuperado y desde junio, cuando entró en Zarpas, nadie se ha fijado en él. Sinceramente, no entendemos por qué. Es precioso y muy bueno. Y si no, mira este vídeo y enamórate:

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.