Artrosis en perros – Síntomas, causas, cuidados y tratamiento

La artrosis canina, al igual que pasa con las personas, provoca una alteración articular, que es degenerativa y crónica, produciendo dolor y limitando la movilidad del animal de la articulación afectada. Esta afección no es inflamatoria ni infecciosa, sino que es el desgaste continuo del cartílago articular por encima de lo habitual. Las células de las articulaciones dañadas liberan citoquinas proinflamatorias, que favorecen el proceso inflamatorio, acelerando la descomposición de colágeno del cartílago y de los proteoglicanos.

Motivos de la artrosis canina
  • Edad avanzada. El envejecimiento del animal es el motivo más frecuente por el que surge la artrosis. Sin embargo, el hecho de hacerse mayores no implica que el can vaya a padecer esta patología.
  • Tamaño del perro. Esta enfermedad está estrechamente ligada con perros de mayor tamaño, como por ejemplo el pastor alemán o el husky.
  • Sobrepeso. Los perros de gran tamaño que además sufren sobrepeso u obesidad, es un posible caso de artrosis canina. Los kilos de más provocan que los cartílagos de las articulaciones se desgasten de manera más rápida.
¿Cuáles son los síntomas de la artrosis canina?

El dolor en la zona articular, la reducción del movimiento, la atrofia muscular y las deformaciones óseas, son los síntomas que condicionan el comportamiento del perro. Una de las zonas más propensas a sufrir esta afección es la cadera.

En la época más fría del año, estos síntomas se agravan, ya que las molestias aumentan con las bajas temperaturas.

Los síntomas mencionados implican una serie de comportamientos que son más fáciles de observar a simple vista. Entre ellos, podemos mencionar los siguientes:

  1. Dificultad para subir o bajar escaleras.
  2. Andar rígido.
  3. Cojera.
  4. Reacio a las caricias.
  5. Levantamiento costosos.
Si crees que tu mascota presenta alguno de estos comportamientos, es importante que acudas de inmediato a una clínica veterinaria.
¿Qué cuidados precisa un perro con artrosis?
La artrosis  canina es una enfermedad de evolución irreversible, por lo que prevenirla es compleja.

Algunos cuidados para mejorar la calidad de vida del animal y reducir su dolor pueden ser los siguientes:

  • Evitar el sobrepeso. Para ello debemos dar una alimentación de alta calidad y evitar el exceso de calorías.
  • Actividad física leve o moderada dependiendo de la gravedad de la artrosis.
  • Tratamientos farmacológicos con antiinflamatorios. Estos serán recetados siempre por un especialista.
  • Fisioterapia. La crioterapia, la acupuntura, la hidroterapia o la termoterapia pueden aliviar los síntomas de la artrosis.
  • Lugar de descanso conveniente. Para ello, los colchones o camas deben tener un grosor y elasticidad adecuados, aportando comodidad y adaptabilidad a canes con artrosis.
  • Existen una gran cantidad de elementos ortopédicos para proteger y estabilizar las articulaciones.
  • Tratamientos quirúrgicos. La artroplastia o la artrodesis son indicadas para restaurar cierta estabilidad y funcionalidad de la articulación. Siempre nos debe guiar un profesional.

Una alimentación completa y equilibrada, puede prevenir o ralentizar su desarrollo. Así como el ejercicio moderado pueden ser beneficiosos para el can.

Bibliografía

https://www.affinity-petcare.com/advance/es/perro/artrosis-en-perros-que-cuidados-necesita

https://www.hospitalveterinariouax.com/blog/perros/artrosis-canina

https://www.acvs.org/small-animal-es/osteoarthritis-in-dogs

Deja un comentario

Your email address will not be published.