¿Sabes qué es el asma felina?

¡Feliz sábado, cat-lovers! Hoy os traemos un tema de salud que a más de uno os puede resolver muchas dudas sobre vuestro gato: el asma felina.

¿A qué gatos afecta el asma felina?

El asma felina es una enfermedad crónica con origen alérgico, que afecta a las vías respiratorias bajas (tráquea, bronquios, bronquiolos y alvéolos) de nuestros queridos mininos, con una incidencia entre 1 y 5 % en los gatos domésticos. La edad media de presentación es entre los 4 y 5 años de vida, aunque algunos gatos manifiestan síntomas a una edad más temprana.

¿Por qué se produce el asma felina y cómo?

Al igual que en los humanos, se trata de una afección autoinmune, con una respuesta exagerada  de los anticuerpos ante determinados factores alérgenos.

Sus tres principales signos diagnósticos son:

 –Inflamación de la vía respiratoria: Aumento del grosor de las paredes de la vía aérea, lo que produce una disminución de su diámetro, por el cual debe pasar el aire hacia los pulmones.

 –Hiperreactividad de la vía respiratoria: Producción de moco y secreciones, con el objetivo de atrapar las partículas alérgenas y poder expulsarlas, pero el resultado es la obstrucción de la vía aérea.

 –Limitación del flujo aéreo a través de la vía aérea, que es parcialmente reversible: Como consecuencia de la inflamación (reducción del diámetro de la vía aérea) y la hiperreactividad (obstrucción de la vía aérea por la excesiva producción de moco), lo que da lugar a esta disminución del flujo de aire hacia los pulmones. Se dice que es parcialmente reversible debido a que el tratamiento, que describiremos posteriormente, sirve para disminuir la inflamación y aumentar el diámetro de la vía aérea para facilitar el flujo de aire por ella.

A largo plazo, estos cambios producen una “remodelación” de la vía aérea que llevan a la obstrucción de la vía respiratoria. Aunque la siguiente imagen ilustra los cambios producidos por el asma en los pulmones humanos, puede servirnos para entender lo que ocurre en los pulmones de un gato.

¿Cómo saber si un gato es asmático?

Estos son los síntomas que debes vigilar si son manifestados por tu gato y, en caso de existir, deberás llevarlo al veterinario para que lo examine y realice el diagnóstico de asma o de otra patología pulmonar o cardiaca.

 -Le cuesta respirar o al hacerlo produce ruido de forma constante.

 –No juega y evita saltar o correr, debido al cansancio.

 –Mucosas cianóticas, es decir, interior de la boca, trufa e interior de las orejas de color azulado y violáceo, por los bajos niveles de oxígeno.

 –Tos intensa y persistente, que incluso puede provocar el vómito.

¿Cuál es la solución?

El tratamiento farmacológico que se utiliza habitualmente son:

 –Glucocorticoides: Para disminuir la respuesta inflamatoria de la vía respiratoria.

 –Broncodilatadores: Para aumentar el diámetro de los bronquios y favorecer el flujo aéreo.

Por lo general, estos fármacos son eficaces en la mayoría de los gatos. Sin embargo, en algunos mininos producen una respuesta mínima o inexistente. Además, en algunos gatos los glucocorticoides son mal tolerados o están contraindicados en felinos con determinadas enfermedades:

 –Diabetes Mellitus: Los corticoides aumentan la glucosa en sangre, ya elevada de forma basal por la propia Diabetes.

 –Insuficiencia Renal Crónica: Los corticoides aumentan la eliminación de potasio por la orina y la retención de sodio en sangre, que aumenta el trabajo del riñón afectado. Esta modificación en el metabolismo de los minerales produce hipertensión y retención de líquidos.

 –Insuficiencia Cardíaca Congestiva: Los corticoides pueden aumentar la tensión arterial y producir retención de líquidos, que dan lugar a edemas por salida del líquido de los vasos sanguíneos, situaciones que sobrecargan más el corazón, ya de por sí enfermo.

Otros cuidados, al alcance de todos:

A parte del tratamiento farmacológico, existen otras medidas higiénicas que pueden favorecer que no se desencadene la crisis asmática en nuestro minino, tales como:

 -Mantener el ambiente libre de polvo. A parte de la limpieza de la casa, deberás utilizar una arena felina que no desprenda polvo.

 -Evitar la exposición a polen u otros factores alérgenos de la naturaleza.

 -Procura no utilizar productos de limpieza con componentes químicos agresivos, sus vapores pueden precipitar la reacción alérgica en el animal.

 -Evitar tanto el frío como el calor extremo, que también pueden producir la reacción de broncoespasmo (cierre súbito de los bronquios).

 -Mantener una correcta ventilación del hogar.

 -Evitar situaciones de estrés para el animal.

 -Favorecer una correcta alimentación

 -Evita el tabaco cerca de tu mascota.

Conclusión:

Aunque se trata de una enfermedad crónica, con unos correctos cuidados y atención veterinaria, nuestro compañero felino podrá tener una vida larga y con buena calidad.

Bibliografía:

  1. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31812220/ (Trzil JE. Feline Asthma: Diagnostic and Treatment Update. Vet Clin North Am Small Anim Pract. 2020 Mar;50(2):375-391. doi: 10.1016/j.cvsm.2019.10.002. Epub 2019 Dec 4. PMID: 31812220.)
  2. http://www.hospitalveterinarioasturias.com/2020/01/22/conoces-los-sintomas-del-asma-felina/

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.