Barcelona, ciudad “dog friendly”

Recientemente, nos surgió una visita relámpago a Barcelona. Aunque Nova, una perrita mestiza de podenco, tenía unas ganas locas por venir, decidimos que no era la mejor idea para ello, pues seguramente no podría visitar gran parte de los sitios más importantes. ¡Pobre Nova! Se perdió un gran viaje en el que podría haber conocido un montón de cosas muy interesantes, ya que Barcelona cuenta con numerosos espacios “dog friendly”.

Para empezar, al llegar allí descubrimos que nuestro hotel y muchos más son “pet friendly”.Ya no hace falta irte a casa rurales u hoteles de calidad inferior para poder alojarte con tu mascota. Cada vez es más fácil encontrarte con sitios muy decentes y muy bien ubicados.

Y no solo eso: muchos centros comerciales también lo son y puedes pasear dentro con tu amigo peludo. ¡Incluso algunos locales les ofrecen cuencos de agua!

Sitios “dog friendly” en Barcelona

Paseando por el Parque de la Ciudadela, muy cerca del famoso Barrio Gótico, puedes encontrarte a los perros bañándose y jugando en algunas fuentes, felices y sin que sus humanos teman que les regañen por ello.

Puedes pensar que en el Park Güell, un parque diseñado por Gaudí, una obra de arte al aire libre, no va a suceder como en el de la Ciudadela. Sin embargo, los perros también son bien recibidos en este espectacular espacio. Eso sí, siempre atados. Aquí podéis ver mejor la normativa del lugar. Es más, si teméis que el exceso de gente pueda ser un poco estresante para la visita de vuestro can, a partir de las 21:30 se puede seguir accediendo al recinto. A esas horas, habrá mucha menos gente y, encima, ¡gratis! (el precio por persona en horario normal es de 13€).

Barcelona es una ciudad muy bonita con muchos espacios al aire libre para poder disfrutar al máximo con tu perro. El ya mencionado Barrio Gótico tiene innumerables calles de las que puedes disfrutar mientras paseas tranquilamente con tu amigo peludo. También las Ramblas es una zona muy interesante y agradable para pasar un rato con nuestros perros.

Además de los dos parques ya mencionados, nuestros peludos también pueden acceder a otros muchos, como el Parque del Clot o los Jardines de Sant Pau del Camp.

Playas “dog friendly”

En cuanto a las playas, no hay tantas como esperábamos. De hecho, en Barcelona ciudad sólo encontramos la Playa de Llevant. Es una zona de 1.200 metros cuadrados reservada para los perros. Eso sí, en ella pueden disfrutar libres y relacionarse con otros amigos de su especie. Está en la zona norte de la ciudad, cerca del centro comercial Diagonal Mar y del Museo de Ciencias Naturales.

Imagen de la Playa del Llevant, del Ayuntamiento de Barcelona

Fuera del área metropolitana hay más playas en las que los perros son bien recibidos, como la de El Prat. Sin embargo, hay algunas restricciones: los canes solo pueden acceder a una zona concreta y en temporada baja (desde Mayo hasta Septiembre, ambos meses incluidos, lo tienen prohibido).

Medios de transporte con perro

Metro de Barcelona

Los perros correctamente identificados con chip, sujetos con correa corta y con bozal, pueden acceder, pero solo a ciertas horas del día, tal y como se indica en la página web del Metro de Barcelona. Únicamente los fines de semana y en verano podemos entrar a cualquier hora del día.

– Fines de Semana: Horario completo, sin limitación de acceso.

– Entre el 24 de Junio y el 11 de Septiembre: Horario completo, sin limitación de acceso.

– Laborales entre el 11 de Septiembre y el 24 de Junio: Los perros no podrán acceder en las horas de mayor afluencia de viajeros (entre las 07:00-09:30 y 17:00-19:00).

Autobuses de Barcelona

En cuanto a este otro medio, te lo ponen aún más difícil. Tal y como indican en la web de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), los animales tienen que viajar en transportín. Es decir, es muy complicado moverte con perros de tamaño mediano o grande.

Nova lo hubiera tenido un poco más complicado para moverse por la ciudad en autobús debido a estas trabas del transporte público de la ciudad condal.

Aunque las condiciones son muy mejorables todavía, cada vez podemos planificar más escapadas y viajes junto a nuestros peludetes. Si no, que se lo digan a Lola y Maci, que recientemente se hicieron el Camino de Santiago con sus amigos humanos María, Beli y Fernando. ¡No se lo pudieron pasar mejor!

¿Y vosotros? ¿Planeáis algún viaje con vuestros amigos perrunos?

Deja un comentario

Your email address will not be published.