Una de nuestras últimas incorporaciones en Zarpas y Colmillos es Grut, un pastor alemán de 2 añitos. Llegó a la protectora en abril porque su dueña no podía hacerse cargo de él por problemas familiares. Grut no había salido mucho a la calle y se ocupaban de él unas vecinas.

Es un perro que tiene mucha energía y está muy necesitado de cariño. Es juguetón y necesita a alguien que trabaje con él para ayudar a su socialización, especialmente con perros. Ahora está en una residencia corriendo y jugando así:

 

Y esperando que alguna familia le de una oportunidad, tanto de acogida como de adopción. Ya está esterilizado y totalmente sano, y además es precioso.

¿Quieres ser tú?

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.