Bombón deja atrás sus miedos y saca su lado juguetón

Bombón es un gato adulto que busca adopción. Llegó a Zarpas y Colmillos en mayo del año pasado con apenas seis mesecitos. Lo dejaron abandonado junto con otros gatitos en una caja de cartón en una de nuestras colonias. Una característica física que destaca de Bombón es que tiene un corte en la oreja, pero no sabemos su origen.

Pasó mucho tiempo en nuestro local hasta que le encontramos una casa de acogida, el paso previo para la adopción. Rosa, su madre de acogida, estuvo dispuesta a trabajar con él ya que, cuando llegó, Bombón no quería tener ningún tipo de contacto con personas. En el tiempo que ha pasado con ella este pequeño se ha convertido en un gato muy juguetón, aunque aún es algo desconfiado con los extraños.

Un ejemplo de superación

Al principio, Bombón se quedó en el cuarto de su mami de acogida ya que tenía mucho miedo y lo único que quería era huir. No comía a no ser que no hubiese nadie con él. Bufaba cada vez que entraban a la habitación, pero por simple temor. Si te acercabas a él, e incluso le acariciabas, Bombón se dejaba.

Poco a poco y a base de mucho tiempo y paciencia, Bombón fue adquiriendo confianza, ¡incluso se dejaba coger! El siguiente paso fue ir abriéndole una estancia distinta. Cuando, por fin, conoció toda la casa, se hizo el rey.

Bombón, dueño de la casa

A día de hoy es un gato muy dependiente de Rosa y su compañera de piso. Le gusta perseguirlas a todos los lados y dormir con ellas. Además, cuando vuelven a casa reciben maullidos de Bombón, que está como loco por verlas de nuevo. Esto es diferente con otros compañeros de piso de Rosa: no se deja coger porque no le han dedicado tanto tiempo como ella. Cuando tienen visitas se esconde pero luego quiere curiosear y se sienta donde estén para observarles.

pendiente de todo y de todos

La futura familia de Bombón tiene que tener en cuenta, según nos comenta Rosa, que no pueden esperar que desde un principio se vaya a dejar acariciar, coger… hay que dejarle tiempo y tener paciencia con él.

Sus mordisquitos de amor

Eso sí, cuando coge confianza no se despega. “Algo que hace especial a Bombón es que es tan cariñoso que hasta te da mordisquitos, principalmente en la cara. También le gusta jugar con pajitas. Se la tiras y él te la trae como si fuera un perro. Es un gato muy muy especial. Además, ¡nadie le ha enseñado!”, nos cuenta Rosa. Aquí os mostramos un vídeo donde se le ve jugando y pasándolo en grande:

¿A que es irresistible? Anímate a conocer a Bombón y hacerlo parte de tu familia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.