Hoy es un día triste para todos los amigos de Zarpas. Ocho, nuestro luchador, se ha ido. No ha conseguido vencer un brote de leucemia que se lo ha llevado por delante. Y es que Ocho era de nuestros peludos más débiles. Además de leucemia también era positivo a inmunodeficiencia felina. Pero en el tiempo que pasó en Zarpas, con sus familias de acogida y de adopción, cambió radicalmente.

Zarpas lo rescató de la calle hace un año. Muy flaquito, con una herida en la boca y muchos miedos que superar. Poco a poco, los fue venciendo y justo hace unas semanas fue por fin adoptado. Ahora, su familia de acogida le llora, pero con el recuerdo de que gracias a ella Ocho (ahora Bola) tuvo la oportunidad que muchos positivos nunca tienen.

Os dejamos unas líneas que ha escrito una colaboradora de Zarpas para nuestro luchador de pelazo negro:

Una estrella más brilla esta noche en el cielo. Ha tenido una constelación de personas que han estado ahí presentes en su vida de una forma muy especial como han sido María (su rescatadora) y Esther (gatines de Vallekas). Pero nuestro pequeño Bola/Ocho no olvidará jamás a su Luna 🌙, su mamá, su acogida, su adoptante, su guía y su gran amor…
Gracias mamá Bea por todos y cada uno de los momentos que he vivido a tu lado y que me has permitido disfrutar. Gracias porque siempre pensaste a lo grande y nos adoptaste. Gracias porque es tu amor y tu cariño y el de todas las personas que han estado presentes en mi vida con el que me despido. Gracias por ser mi mamá!!

Rodeado de amor y cariño una estrella más brilla en el cielo 🎱D.E.P. BOLA🎱

Deja un comentario

Your email address will not be published.