Y creíamos que los perros y los gatos son enemigos naturales. Pues no. Prueba de ello es este vídeo lleno de amor que os traemos hoy para sacaros una sonrisa (y quizás una lagrimilla). Sus protagonistas: el gato Dorado y el perro Toffe.

A Dorado lo recogió Zarpas y Colmillos cuando estaba desfallecido en la calle. Ahora, ya tiene una familia de adopción que le da todo el amor que necesita. Pero resulta que esa familia es también la acogida de otro de nuestros peludos, Toffe.

A este podenco lo encontró nuestra presidenta también desfallecido, muerto de miedo y de hambre. Poco a poco, va cogiendo confianza gracias al amor y el trabajo de nuestra acogida. Pero aún nadie se ha fijado en él, y eso que ya está listo para ser adoptado.

Mientras Toffe espera una familia, los dos peluditos se han hecho muy amigos. Tanto que nos han dejado esta escena tan requetebonita. Solo esperamos que Dorado no le desgaste la orejilla a Toffe de tanto lametón 😉

¿Te animas a adoptar a este amor de perrete?

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.