El final feliz de Mozzarella y Zarcy

Hoy queremos hablar de otro final feliz: Mozzarella y Zarcy (ahora rebautizadas como Mochi y Kait) han encontrado una familia maravillosa.

¿Recordamos sus historias?

Mozzarella (Mochi)

Mozzarella es una gata de 3 años que en mayo de 2020 fue rescatada por voluntarias de Zarpas y Colmillos de una colonia de gatos de un pueblo de Madrid. Había alguien muy cruel que estaba intentando envenenarlos porque no le gustaba que estuvieran allí.

Zarcy (Kait)

Zarcy también es una gata de aproximadamente 3 años que llegó a Zarpas y Colmillos en marzo de 2020. Fue recogida de una perrera de Móstoles en la que no estaba en muy buenas condiciones. Se descubrió que tenía una úlcera en el ojo izquierdo y herpevirus. Su casa de acogida la definió como una felina que busca mucho el cariño humano y que tiene un punto rebelde con el que es imposible aburrirse.

Final feliz

Su nueva familia está encantada: «Desde que han llegado a nuestra vida, la han revolucionado. Es lo mejor que nos pasó en un 2020 tan raro». Esta familia decidió hacer una adopción conjunta, y nosotras nos alegramos. Si un gatete trae felicidad, ¡imagínate dos!!

Como Mochi y Kait vinieron de casas de acogida distintas, fue un poco complicado para ellas adaptarse a vivir juntas. Estuvieron un mes separadas por una mosquitera, hasta que un día Kait la tiró por las escaleras. Al principio, Kait bufó a Mochi, pero es algo normal entre gatos que no se conocen.

Mochi no se lo debió de tener muy en cuenta, porque ahora son inseparables. Su adoptante comenta que se le cae la baba con la confianza que están cogiendo y lo bien que se están adaptando. Últimamente incluso duermen en la cama con ellos. Cada una tiene su preferencia, mientras que Mochi duerme con la pareja del adoptante, Kait lo hace con él en su costado. La verdad es que no se nos ocurre mejor manera de calentarse en este invierno tan frío.

¡Felicidades familia!

¿No te da un poco de envidia esta historia? ¿Te gustaría darle un final feliz a alguno de nuestros peluditos? Anímate y recuerda: cuando se adopta a un animal no solo le damos una vida mejor, sino que ayudamos a que protectoras como Zarpas y Colmillos puedan seguir salvando a otros.

Deja un comentario

Your email address will not be published.