El “tonguing”

Esta semana os vamos a hablar de un comportamiento biológico, natural y, en general, desagradable que tienen nuestros peludos caninos.

¿Qué es el “tonguing”?

El nombre de “tonguing” proviene de la palabra en inglés “tongue”, que significa lengua. El “tonguing” es una conducta que tienen los perros. Consiste en apretar la lengua contra el paladar mientras lamen la orina de otros perros (más comúnmente perras en celo) con la función de recibir información a través de las feromonas que expulsa el emisor al orinar.

¿Qué son las feromonas?

Las feromonas no son otra cosa que señales químicas que transmiten mensajes entre elementos o individuos de una misma especie.

La percepción de estas feromonas es capaz de modificar cambios en la conducta de los individuos que reciben esta información. Por ejemplo, si un perro acude por primera vez al veterinario y segrega feromonas de miedo, nuestro perro cuando entre y note esas feromonas puede recibir ese miedo y ese estado de alarma.

¿Cómo se produce este comportamiento?

Las feromonas son liberadas por los individuos a través de la orina, las heces, secreciones vaginales y secreción de glándulas de la piel (almohadillas, cabeza…).

El receptor, con el olfato, capta estas feromonas. Sin embargo, hay veces que se requiere del órgano de Jacobson u órgano vomeronasal que se encuentra entre la nariz y la boca del perro.

Lo que ocurres es que tal vez la información recibida a través del olfato no sea suficiente, por lo que necesitan apretar la lengua contra el paladar repetidas veces mientras sacan la punta de la lengua. Esto hace que laman la orina con mucho ímpetu tanto que es como si degustasen un manjar y lo cierto es que lo hacen para captar el mayor número de feromonas y así más información sobre el emisor.

Es común que, mientras lo hacen, el perro babee mas de la cuenta, saque la lengua e incluso pueda llegar a temblar.

¿Debo corregirlo?

Para los humanos puede parecer un comportamiento muy desagradable. Sin embargo, para ellos es un hecho necesario para la recepción de información de otros individuos de su especie, por lo que, aunque nos parezca repugnante, no debemos regañar ni castigar al perro. Es un comportamiento natural y una función biológica muy importante para conseguir información del medio externo

Bibliografía:

http://www.affinity-petcare.com/yourpet/sites/default/files/PRAD-GE-AD-020-2015.pdf

https://simiperrohablara.com/perros-pipi-olfato/

https://simiperrohablara.com/perros-lamen-pipi/

https://www.srperro.com/consejos/educacion-canina/las-senales-de-calma-el-lenguaje-universal-de-los-perros

https://www.facebook.com/AdrianaMarmolEtologaClinica/videos/1177406165608107/?v=1177406165608107

Deja un comentario

Your email address will not be published.