Enfermedades frecuentes en gatos III: Leucemia felina

La leucemia es una de las enfermedades más comunes y graves en gatos callejeros. Queremos explicaros todos sus detalles y por qué podéis adoptar sin problemas a un gatito contagiado.

¿Qué es la leucemia felina?

La leucemia en felinos se produce por un virus que debilita su sistema inmune. A medida que la enfermedad progresa puede ser la causa de cáncer y anemia, y en ese caso tiene una tasa alta de mortalidad.

Un gato infectado del virus puede llegar a expulsarlo de su cuerpo antes de tener los síntomas. Si desarrolla la enfermedad, es posible tratarla y los gatos que la padecen pueden vivir muchos años sin problemas.

Gordo, infectado…y feliz
Síntomas
  • Fiebre
  • Pérdida de peso y apetito
  • Letargia
  • Deterioro del pelaje
  • Infecciones respiratorias y otras enfermedades comunes
  • Problemas gastrointestinales

En un 15% de los gatos afectados por leucemia puede desarrollarse cáncer, habitualmente linfático.

Contagio

La leucemia no tiene una tasa de contagio especialmente alta debido a que el virus apenas sobrevive unas horas fuera del cuerpo. Algunos gatos incluso pueden vivir con otros gatos contagiados durante meses sin llegar a contraer la enfermedad.

Aun así, siempre es recomendable separar a los gatos sanos de los gatos con leucemia, ya que se transmite por contacto directo con la saliva, heces y orina u otros fluidos.

Los gatitos jóvenes deben ser protegidos de gatos con leucemia con más severidad, ya que su sistema inmune no está completamente desarrollado. Los gatos adultos, sin embargo, pueden llegar a eliminar el virus por completo de su sistema antes de que éste llegue a producirles la enfermedad.

Panceta, con leucemia y tan pancha
Prevención y tratamiento

La prevención se centra en separar a los gatos enfermos de los sanos, así como mantener al día las vacunas de los gatos sanos y vigilar su acceso al exterior, donde pueden tener contacto con la infección. Dichas vacunas no ofrecen una seguridad al 100%, pero limitan bastante el riesgo de contraer la enfermedad.

Desgraciadamente, no existe una cura para la leucemia felina. Los tratamientos disponibles se centran en tratar síntomas concretos como la anemia, infecciones oportunistas o estimular el apetito.

El mejor tratamiento para un gato con leucemia es vigilar su comportamiento, mantener al gato en un hogar seguro donde no padezca estrés que agraven sus síntomas, y proporcionarle una dieta balanceada y de calidad. Por supuesto, también es importante llevarle a revisiones veterinarias y seguir el tratamiento que el profesional nos recomiende en cada circunstancia.

En el caso de que el gato desarrolle cáncer, hay disponibles tratamientos con quimioterapia.

¿Por qué adoptar a un gato con leucemia?

En Zarpas y Colmillos entendemos que adoptar a un gato con una enfermedad grave es una decisión difícil. Requiere un compromiso grande y no todo el mundo puede estar preparado para ello.

Sin embargo, queremos mostraros el lado positivo de adoptar a uno de estos animales. Es habitual que los gatos adultos que hayan dado positivo en leucemia ni siquiera muestren síntomas hasta varios años después de contraer la enfermedad.

Además, una vez empiezan los síntomas pueden vivir muchos años sin complicaciones. Por ejemplo tenemos el caso de Cybella, una gata positiva en leucemia que murió en un refugio estadounidense en el 2017, a la impresionante edad de 21 años y medio.

Adoptar a un gato con leucemia significa darle la oportunidad de vivir muchos más años de los que lo haría en la calle. Significa, también, recibir todo su amor y cariño por triplicado y sentir que estamos realizando una acción tremendamente importante para salvar una vida.

Es posible que no te sientas capaz de la gran carga emocional que supone adoptar a uno de estos gatos. En ese caso, te sugerimos la posibilidad de realizar una donación o apadrinar a uno de ellos. De este modo contribuirás a que nuestros voluntarios y voluntarias puedan seguir cuidándolos en sus casas de acogida, y a que la asociación se haga cargo de sus gastos veterinarios.

¿Quieres conocer a nuestros gatitos positivos en leucemia? Tenemos a Panceta, Gordo y Ocho ¡Verás como te enamoras de alguno!

Nuestro pequeño Ocho

 

Bibliografía:

Deja un comentario

Your email address will not be published.