Etapa 2: De Villafranca del Bierzo a Laguna de Castilla

¡Buenas tardes perregrinos! Hoy ha sido un día muuuy largo. Los cinco hemos dormido como angelitos en el Hostal El Cruce y arrancado algo antes que ayer. A las 9 ya estábamos en el camino (un récord jejeje) dispuestos a hacer 26 kilómetros de etapa.

Dicen que esta es la etapa más difícil del camino junto con la de Sant Jean Pied de Port a Roncesvalles. Y es que es la subida a O Cebreiro, aunque nosotros hemos decidido quedarnos un poco antes, en Laguna de Castilla. Mañana subiremos los últimos metros hasta la cima y daremos la bienvenida a Galicia.

La etapa es preciosa, aunque la mayor parte (en realidad toda menos los últimos 6 kilómetros) es por carretera. Hemos parado muchas veces para refrescarnos, bañarnos en los ríos y perseguir algún que otro gato. Esto es el paraíso de los gatos. Incluso hemos conocido a un peregrino que viaja con el suyo y se ha llevado un buen zarpazo cuando me he lanzado a por él. No lo puedo remediar… Ah, y junto a él viajaba un hombre con su perrita. Habían hecho juntos 15 veces el camino, convertido casi en un modo de vida.

El peregrino gatuno.

Qué bien hemos comido en El Español, en Vega de Valcarce. A mi me han dado el pan, pero no mucho porque lejos de adelgazar con tanto trote, resulta que estoy engordando de tanto que pillo en las terrazas. Y qué pueblos tan bonitos hemos pasado a partir de Herreras. Desde ahí, el camino se empina pero va en medio del bosque, así que… ¡Maci y yo hemos podido ir sueltas por fin!

Casi llegando a Laguna, feliz rebozada en caca de caballo.

No nos quedaban muchas fuerzas, pero las suficientes para rebozarme y catar algunas cacas de caballo y de vaca. No se cuál me gusta más. Lo malo es que acto seguido me he llevado un duchazo en el albergue, pero no hay nada que quite un buen plato de pienso… de razas mini, el único que hemos encontrado en el súper.

Ahora toca también ritual de patas y masaje, y a descansar en la habitación mientras mis compis humanos se cenan un merecido menú y ven la noche electoral. A mi, la política plin. Laguna es un pueblo precioso, pero está lleno de gatos, perros, vacas y caballos, así que estamos más tranquilitas en la habitación.

En el albergue, descansando por fin.

¡Hasta mañana perregrinos!

Alojamientos perregrinos en la etapa:

Villafranca del Bierzo

– Albergue la Piedra. 987 540 260. Muy amables, aunque no probamos el albergue, al final nos fuimos al Hostal el Cruce, de los mismos dueños pero con baño privado en la habitación.

– Albergue Ave Fénix. 987 540 229 (el perro duerme en el patio)

– Apartamentos El Camino. 699 921 964.

Las Herrerías (pueblo con mucho encanto)

– Albergue Los Herreros. 654 353 940.

– El Capricho de Josana. 644 448 204.

Laguna de Castilla (muy bonito también)

– Albergue La Escuela. 619 479 238. (El perro duerme en garaje a no se que podamos coger la habitación entera y pagar un poco más, en nuestro caso 50 euros para 3). Albergue nuevo, limpio y agradable.

Etapa anterior: Ponferrada-Villafranca del Bierzo

Etapa siguiente: Laguna de Castilla-Triacastela

Información práctica para preparar el camino de Santiago con perro en este enlace.

Los rincones del camino.

Deja un comentario

Your email address will not be published.