Etapa 3: De Laguna de Castilla a Triacastela

¡Tercera prueba superada! Ya estamos descansando, por fin, en el albergue, después de una etapa preciosa y llena de anécdotas. Ya voy notando el cansancio de los kilómetros andados, lejos queda la energía con la que el primer día entramos Maci y yo en el albergue de Ponferrada arramplando con todo. Os escribo tirada en el suelo, absolutamente derrengada, entre dos camas.

Mi patita se resiente

Mis compis humanos no están mejor. Los dolores vienen y van, pero nada grave afortunadamente, ni ampollas por el momento. La que sí se resiente un poco es mi pata delantera derecha. Hace un mes me hice un corte ya curado, pero mis almohadillas no son tan resistentes como las demás. Menos mal que tenemos una veterinaria en el grupo, me las tratan a menudo y me ponen una bota, pero a ratos he cojeado un poco. También están un poco enrojecidas, veremos cómo amanezco mañana. Lo que tenemos todos claro es que solo seguimos si mi pata está bien. Si no, continuaremos la aventura más adelante.

Lola, no sin mi palo.

Mi amiga perruna Maci, en cambio, está como una flor. A pesar de las horas andadas sigue persiguiendo mariposas por el campo y despertándonos cada mañana a lametazos.

Pura Galicia

Dejando aparte los dolores, la etapa de hoy ha sido preciosísima. Toda por carreteras pequeñas prácticamente sin coches y caminos a través de colinas y bosques. Hemos empezado acabando de subir a O Cebreiro y dando gracias de haber dejado para hoy ese último repecho. Un chico muy majo de una tienda de souvenirs nos ha regalado a Maci y a mi un pin con la flecha del camino que lucimos orgullosas en nuestros arneses. Cada vez tenemos más adornos, a este paso acabaremos como un árbol de Navidad.

Entrando en Galicia, deseando probar el marisco.

De ahí hemos seguido subiendo un poco y a ratos por terreno llano hasta Fonfría, donde mis compis se han zampado unos huevos con patatas espectaculares. Con la panza llena (ellos, yo solo he pillado un poco de pan), hemos salido muy optimistas porque solo nos quedaban 10 kilómetros, pero han resultado duros. No por subir,sino por bajar un desnivel de 600 metros.

Perros de pueblo

Eso sí, es uno de los paisajes más bonitos del camino. Prados verdes en una sucesión de colinas y bosques desperdigados, con las montañas nevadas leonesas al fondo. Pura Galicia. También nos hemos encontrado hoy con muchos perros de pueblo. El camino cruza aldeas donde algunos van sueltos. Muchos mastines y pastores alemanes, no todos con ganas de hacer amigos.

De hecho, nos hemos topado con un poco de todo. Desde un par de machos muuuuy interesados en nosotras hasta un mastín con malas pulgas que ataca a todo perro que atraviesa la aldea. Sobre los primeros, uno nos ha seguido hasta la carretera y casi le atropellan. Hemos aprendido una lección: no hay que dejar que te sigan, mejor espantarlos antes de salir del pueblo y ahorrarse disgustos. El amor nubla la mente…

Uno de mis pretendientes de hoy.

Y sobre los que van de malas, mis compis humanos usaban los bastones para mantenerlos a raya y ha funcionado. Cuidado especialmente con un mastín a la salida del pueblo de Filobal. Ya nos avisó una mujer de que era peligroso y vino directo a atacarnos mostrando los dientes. ¡Mis compis tuvieron que blandir el bastón y hasta tirarle una piedra (pequeña) para que se fuera!

Pasado el percance, y dando gracias a la mujer, seguimos los últimos dos kilómetros hasta llegar a Triacastela, un bonito pueblo en un valle aún más bonito donde nos espera otra ración de pienso para razas mini. Y la verdad, nos comemos lo que nos echen. ¡Hasta mañana perregrinos!

Agotada, por fin en destino.

Información útil de la etapa

Distancia: 23,5 kilómetros.

Alojamientos perregrinos

No hay muchos sitios que admitan perros en esta etapa, os resumo los que encontramos:

O Biduedo

– Casa Xato. 982 187 301.

Triacastela

– Casa Olga. Nos quedamos aquí. Habitación triple por 54 euros y los perros duermen dentro. Limpia y espaciosa. 982 548 134.

– A Berce do Camiño (perros en un garaje). 982 548 127

– Albergue Aitzanea (perros en un garaje). 660 396 811

Etapa anterior: Villafranca del Bierzo-Laguna de Castilla

Etapa siguiente: Triacastela-Sarria

Deja un comentario

Your email address will not be published.