Etapa 8: De Arzúa a O Pedrouzo

¡La cantidad de aventuras que nos han pasado hoy y mañana ya llegamos a Santiago! Qué pena que el camino no sea más largo, continuaría muuuchos días más. Os cuento. Hoy han sido solo 20 kilómetros, pan comido comparados con los 30 de ayer. Así que nos los hemos tomado con tranquilidad.

Los minutos de descanso de Maci.
Sorpresas del camino

El camino te trae cosas y pensábamos que hoy nos había regalado un compañero de viaje más. A solo 4 kilómetros de Arzúa nos hemos encontrado con lo inesperado. En medio del camino, quieto, delgadísimo, un perro nos miraba con cara de pena.

El cachorrón olisqueando a Maci muy interesado.

Un cachorrillo de unos 10 meses, plantado ahí, con un collar azul. En seguida hemos pensado que estaba abandonado. Mis compis humanos le han puesto mi correa y le han dado mi pienso. Sinceramente, no me ha sentado muy bien, soy un pelín posesiva con mi comida, pero lo he dejado correr…

Entre todos hemos decidido no dejarle, preguntar por sus posibles dueños y ver si tenía chip. A 200 metros del encuentro, unas chicas muy majas de un albergue se han ofrecido a quedarse con él mientras APACA, la protectora de animales del camino, se hacía cargo del cachorrón. Nos ha contado la mujer de la protectora que muchos perros de caza son abandonados día sí y día no.Y nos hemos temido lo peor. Teníamos además un plan b: si APACA no podía con él, siempre nos quedaba Zarpas y Colmillos 🙂

Pasado un rato y cuando el peludo iba a quedarse con esas chicas esperando a APACA, han aparecido sus dueños. El peque era uno de dos hermanos que tenían en una finca. La pareja, que nos ha dado buena impresión, venía con un lustroso collie de pelo largo.

Al parecer los dos cachorros hermanos se habían escapado. Después de tres días perdidos siguiendo rastros por el monte, la hermana había vuelto esta mañana y este pequeñajo seguía por ahí, sin comer.

Devorando la comida de Maci.
Sabor agridulce

Tras darle a su dueño el perro, que tenía chip, se nos ha quedado un sabor agridulce. Son para la caza y su vida transcurrirá en una jaula, según nos contaba el hombre.

– No se les puede sacar de la perrera.

– ¿Ah no? ¿Y por qué?

– Porque se escapan.

Así que hemos dejado atrás al cachorro y seguido camino.

Con sus dueños se fue.

Hoy no nos hemos encontrado con más perregrinos, aunque nos han contado que Tomás, que ayer cojeaba un poco, esta mañana estaba como una rosa. Yo también estoy genial, cansada pero contenta y todavía en forma.

Más de 180 kilómetros después, Maci sigue jugando.

En el camino nos hemos encontrado también a Walter, un argentino que ha escrito un libro de la experiencia con su perro Flan hace siete años, cuando recorrieron juntos los 790 kilómetros del camino. “Soledad compartida” con su amigo de cuatro patas, que hoy le esperaba descansando en su furgoneta.

Maci y Walter, amor a primera vista.
El reencuentro

Y os cuento el acontecimiento del día: ¡Hemos decidido volver a por Lola! Nos hemos metido los cuatro en un taxi desde Arzúa hasta Sarria. Y Lola nos esperaba allí con la canguro, que por cierto la ha introducido en el mundo del rock and roll. ¡No ha perdido el tiempo en estos cuatro días!

Lola refugiándose en la música en Sarria.

Sus patitas están mucho mejor, así que va a poder entrar mañana con nosotros a Santiago. La he echado de menos, pero hasta un punto porque toooda la atención y tooodos los mimos me los estoy llevando yo. La mantendré a raya.

Juntas de nuevo en el coche camino a O Pedrouzo.

Ya estamos todos otra vez juntos para hacer la entrada triunfal en el Obradoiro. Me han dicho que allí se pueden pedir cosas a Santiago. Creo que yo solo quiero quedarme como estoy. Si acaso, que me den chuletón más a menudo y hacer otro camino con mis amigos.

Información de la etapa

Distancia: 19,1 kilómetros.

Alojamientos perregrinos

O Pedrouzo

– Pensión Codesal. 696 798 156.

– Pensión Compás. 981 511 509.

– Albergue O Burgo. Los perros duermen en un hueco con puerta debajo de una escalera y no les hace mucha gracia tenerlos.

Etapa anterior: Palas de Rei-Arzúa

Etapa siguiente: O Pedrouzo- Santiago

Deja un comentario

Your email address will not be published.