Experiencias de acogida. Mayra y André: «Tienes que quererlos como si no se fueran nunca»

En esta sección os contamos experiencias de ser casa de acogida, historias de personas y peludos con las que queremos ayudar a los que se plantean acoger animales a tomar una decisión. Esta semana os presentamos a Mayra y André, una pareja amante de los animales.

Pregunta – ¿Cómo os animasteis a ser casa de acogida?

Respuesta – Decidimos ser casa de acogida porque, meses antes, una amiga nos dejó al cuidado de su perrita. Durante esa semana, nos enamoramos perdidamente de ella. Al marcharse, sentimos un vacío que solo se podía llenar con el amor de un animal. Cada uno, decidimos adoptar dos gatitos. Sin embargo, cuando nos fuimos a vivir juntos, nuestras respectivas madres se pusieron tristes por nuestra partida y la de los mininos. Para nosotros fue duro pero decidimos dejarlos con ellas.

Nos sentíamos tan vacíos por haberlos dejado, que decidimos ser casa de acogida para que, de forma temporal, pudiéramos ayudar a estos animalitos a tener amor y cariño hasta que llegaran sus familias definitivas.

P. – ¿Qué conlleva ser casa de acogida?

R. – Conlleva varios aspectos. El primero, y el más importante, es saber dar amor incondicional. Tienes que tener presente que un día se marcharán pero tienes que quererlos como si no se fueran nunca. Que en el tiempo que estén contigo, sepan lo que es el cariño de una familia de verdad. También debes tener paciencia. Muchas veces son gatos muy pequeños o que nunca han vivido en un hogar, y pueden tener miedo.

P. – ¿Recomendáis la experiencia?

R. – Después de que adoptaran a dos de los gatitos que teníamos en acogida, pasamos semanas duras, llorando y echándoles de menos. Pero, con total seguridad, os podemos decir que no nos arrepentimos y lo recomendamos. Saber que durante unos meses les dimos un refugio, un hogar y amor… y ahora tendrán a su familia para siempre. Es el mejor sentimiento que podemos tener. No ha sido fácil a veces, pero merece la pena ayudarlos.

P. – ¿Repetiríais en un futuro?

R. – Por nuestra parte sí. Lamentablemente ahora con la situación que tenemos, hemos decidido hacer un parón. Pero, sin duda, repetiremos.

P. – ¿Qué ha aportado para vosotros acoger a un animal?

R. – Una inmensa felicidad, buenos momentos que jamás se olvidarán y la satisfacción de haber ayudado a los gatitos.

P. – ¿Queréis compartir alguna anécdota?

R. – Una de las mejores anécdotas que vivimos con ellos fue que Naveen llegó siendo muy pequeño y débil. Nos avisaron incluso que podía no sobrevivir porque no comía. Estuvimos muy preocupados y lo cuidamos lo mejor que pudimos. Tras seis meses, se convirtió en el más grande de sus hermanos. Le llamábamos «el bola» ya que devoraba la comida y estaba algo gordito. Fue un luchador total.

P. – ¿Qué aconsejaríais a una persona que se plantea ser casa de acogida?

R. – Lo principal es estar preparado mental y emocionalmente para lo que significa acoger. Como hemos mencionado, es saber que tienes que amar incondicionalmente a sabiendas de que en un futuro llegará su familia definitiva. Por otro lado, que mantengan la calma y tranquilidad porque las chicas de Zarpas siempre están pendientes de los animales y ofrecen todo tipo de ayuda.

P. – ¿Por qué decidisteis acoger en Zarpas?

R. – Tenemos amigas que son casas de acogida y tenían muy buena experiencia con ellas. Tanto por el apoyo que ofrecen a las familias que acogen, como la preocupación y cuidados que le dan a los animales. Por eso, y tras haberlo comprobado, podemos corroborar que todos los voluntarios y miembros de Zarpas y Colmillos son maravillosos/as y, sin duda, recomendadísimos.

Gracias Mayra y André por vuestra sinceridad y aportación y gracias, sobre todo, por acoger.

En Zarpas es muy importante la labor de las casas de acogida, ya que sin ellas no podríamos continuar nuestra actividad. Por ello, si quieres saber más sobre la acogida de animales necesitados, consulta este enlace y no dudes en preguntarnos. ¡Gracias a todas las casas de acogida!

Deja un comentario

Your email address will not be published.