Experiencias de adoptantes. Carolina: «Es una experiencia que tenéis que probarla»

En este apartado os contamos las experiencias de nuestros adoptantes de Zarpas y Colmillos. Con sus vivencias, quizás podamos animar a alguien a adoptar y concienciar sobre la responsabilidad de abrir nuestra vida a un animal. Son historias reales de gente normal que tomó en su momento esa importante decisión. Hoy os presentamos a Carolina, que adoptó a Arequipe, rebautizado como Kipe, para darle un hogar con mucho amor.

Una señal del destino

La adopción de Kipe fue por lo que yo interpreté como una señal, yo echaba mucho de menos a Fede, mi anterior peludito (que está en muy buenas manos y muy bien cuidado), por lo que de vez en cuando miraba la web y vi a Kipe y me enamoré de él. Pero como lo de Fede estaba muy reciente no quise precipitarme porque este me parecía insustituible, y claro, rápidamente a Kipe le adoptó otra familia.

Pero al cabo de un par de meses, cuál fue mi sorpresa que volví a verle en la web, y ahí fue cuando dije que esa era una clara señal y que estábamos destinados a estar juntos. ¡Y así fue!

Rápidamente contacté y me dijeron que ya no estaba con esa familia por lo que sólo tuve que tener un poco de paciencia… ¡Hasta que llegó el gran día!

Ahora es el dueño indiscutible de la casa, y yo soy su invitada, pero no me importa en absoluto. Es cariñoso, juguetón (siempre y cuando me ponga yo con él), mimoso…y a veces me lo comería a besos. Creo que nos hacemos mucha compañía mutuamente y me encanta pensar que los dos hemos ganado y cuánto. En realidad yo no le he adoptado, nos hemos adoptado y adaptado, el uno al otro.

Por mucho que os cuenten, esta experiencia tenéis que probarla por vosotros mismos, y ya me contaréis.😉😉😉
¡Muchas gracias, Carolina por compartir tu experiencia de una manera sincera y directa y gracias ante todo por adoptar!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, y en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo?

Deja un comentario

Your email address will not be published.