Experiencias de adoptantes. Cristina: «Siempre tuve el apoyo de la protectora»

En este apartado os contamos experiencias de adoptantes de Zarpas y Colmillos. Con sus vivencias, quizás podamos animar a alguien a adoptar y concienciar sobre la responsabilidad de abrir nuestra vida a un animal. Son historias reales de gente normal que tomó esa importante decisión. Hoy os presentamos a Cristina, que se animó a adoptar a Dorado, rebautizado como Michirilo.

Pregunta – ¿Qué te animó a adoptar a un peludete?

Respuesta – Michirilo. Él mismo me animó a adoptarle.

P. – ¿Qué conlleva adoptar?

R. – Adoptar es ampliar la familia, es tener un nuevo compañero de vida.

P. -¿Por qué decidiste adoptar en Zarpas?

R. – Soy casa de acogida de la prote desde hace mucho tiempo y Michirilo llegó así a mi vida. Aunque no fui su primera casa de acogida, ya que a Michirilo se lo encontraron siendo pequeño en muy mal estado, y su primera acogida fue la encargada de atenderlo y hacer sus curas correspondientes. Llegó a mi siendo un gato adulto y perfectamente sociabilizado. Nunca había tenido un michi y quería saber más sobre ellos, ya que son animales estigmatizados. Así que quería tener mi propia opinión de los gatos y, francamente, ¡son una pasada! Michirilo me enamoró. Siempre tuve el apoyo de la protectora sobre todas las dudas y necesidades que fueron surgiendo. Tras esperar un tiempo y ver que su adaptación con el resto de peludos de la casa era buena, decidí adoptarlo.

P. – ¿Tienes alguna anécdota que quieras aportar?

R. – ¡Él en sí es una anécdota! Nunca deja de sorprenderme y de arrancarme una sonrisa.

P. – ¿Qué consejo le darías a una persona que se está planteando adoptar?

R. – Que es una experiencia muy gratificante. En mi casa todos los peludos han sido adoptados. Sin duda lo recomiendo. Pero hay que ser responsable, como ya dije antes, es un compañero de vida y depende de ti. Debes asegurarte que puedes cubrir sus necesidades médicas, emocionales y afectivas, proporcionándole un hogar seguro, adaptado al animal. También es importante dedicarles tiempo. Y tener en cuenta que estará para lo bueno y para lo malo, en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza.

¡Muchas gracias, Cristina por compartir tu experiencia como adoptante y gracias por adoptar!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo? 

Deja un comentario

Your email address will not be published.