Experiencias de adoptantes. Dina: «Me considero muy afortunada de tenerla conmigo»

En este apartado os contamos las experiencias de nuestros adoptantes de Zarpas y Colmillos. Con sus vivencias, quizás podamos animar a alguien a adoptar y concienciar sobre la responsabilidad de abrir nuestra vida a un animal. Son historias reales de gente normal que tomó en su momento esa importante decisión. Hoy os presentamos a Dina que decidió poner en su camino a Azahar, rebautizada como Sarita.

Así comenzamos esta nueva historia…

Hace mucho tiempo que andaba pensando en la idea de adoptar una mascota, no me decidía entre un perrito o un gatito.
Entonces decidí preguntar y consultar con dueños de gatitos y perritos pata entender el compromiso que conlleva: paseos, vacunas preventivas, comida, juguetes, adaptación de áreas en la casa, etc. Adoptar es comprometerte con responsabilidad y cariño a cuidar de un peludito.

Yo conocí a Zarpas a través de las redes, las seguía desde hacía varios meses atrás y cuando las contacté, fueron muy amables en el proceso de conocer a la que ahora es mi gatita «Sarita».

Recuerdo cuando vi por primera vez a Sarita ella se me acercó buscando cariño, a pesar de no conocerme de nada. Es una gatita muy sociable y cariñosa, luego nos trajo su pelota para que se la lanzásemos y ella fue a correr atrás de ella. Hasta ahora dentro de su caja de juguetes le mantengo esa pelota que sigue siendo su favorita.

Yo creo que adoptar un animalito es la mejor decisión. Mi Sarita aparte de ser mi compañía, me da mucho cariño y alegrías, me considero muy afortunada de tenerla conmigo; y aunque nadie me crea es una gatita súper respetuosa. Rasca donde debe rascar y no tira, ni rompe cosas. Aunque le encanta jugar con cajas, maletas, mochilas y bolsas vacías, es una gatita activa y curiosa pero siempre muy cuidadosa.

¿Consejo que proporcionarías a una persona que se plantea adoptar?

Por favor, evaluar y analizar los pro y contra de tener un animalito en casa antes de dar el paso de adoptar, porque es traumático para ellos ir cambiando de dueño / casa cada cierto tiempo. ¡La adopción debe hacerse de manera responsable!

Los requisitos que me pusieron en Zarpas me parecieron los mínimos necesarios… Tuve que proteger mi terraza y ventanas y pagar un donativo de adopción, que me pareció más que justa, ya que las chicas son voluntarias, y esta cuota ayuda a pagar gastos de vacunas, tratamientos médicos, transporte, entre otros. No entiendo cómo algunas personas les pueden cuestionar este pago. Después de todo lo que hacen por rescatar, ayudar, recuperar y proteger animalitos en situaciones de abandono.

¡Muchas gracias chicas de Zarpas por vuestra labor con los peluditos!
¡Muchas gracias, Dina por compartir tu experiencia de una manera tan sencilla y gracias ante todo por adoptar!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, y en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo?

Deja un comentario

Your email address will not be published.