Experiencias de adoptantes. Pablo: «Nos han cambiado la vida a mejor»

En este apartado os contamos la experiencia de un adoptante de Zarpas y Colmillos. Con sus vivencias, quizás podamos animar a alguien a adoptar y concienciar sobre la responsabilidad de abrir nuestra vida a un animal. Son historias reales de gente normal que tomó esa importante decisión. Hoy os presentamos a Pablo, que adoptó a Pumkie y Xena, rebautizadas como Sigma y Zeta, para compartir su vida junto a ellas.

¿Cómo fue la experiencia de adoptar en Zarpas?

«Adoptamos a Sigma y Zeta (anteriormente conocidas como Pumkie y Xena) en 2018 cuando tenían un año y medio. Sinceramente, yo no estaba del todo convencido porque siempre he sido más de perros, pero mi mujer estaba empeñada en tener un par de gatos y acabé aceptando» – Nos comienza a relatar Pablo. «La experiencia ha sido inmejorable: se adaptaron a nosotros enseguida, cabe destacar que venían de una casa de acogida donde las trataban muy bien. Hacen muchísima compañía, te partes de risa con ellas y son super cariñosas con todo el mundo» – prosigue. «Sentimos como si hubiesen estado con nosotros desde que nos conocimos y nos han cambiado la vida para mejor, así que se lo recomiendo a todo el mundo, siempre que tengan claro que los animales son una responsabilidad» – añade Pablo.

«Mi consejo es que si alguien, por el motivo que sea, no puede adoptar, le animo a que apadrine a uno de los animales de Zarpas. Cuesta muy poco y otorga mucha satisfacción recibir fotos de ellos y ver que están bien cuidados» – concluye Pablo.

¡Muchas gracias, Pablo por compartir tu experiencia como adoptante y gracias por adoptar!

Si has leído hasta aquí quizá sea porque también quieres vivir esa experiencia y estás pensando en adoptar a alguno de nuestros zarpitos/as. Si crees que estás preparado/a para esa responsabilidad, puedes consultar los animales de nuestra protectora que están esperando una familia que los quiera para siempre.

También puede ser que te hayan entrado ganas de ser casa de acogida, en estos momentos son más necesarias que nunca, ¿nos echas una zarpa acogiendo a un peludo? 

Deja un comentario

Your email address will not be published.