Gordi, un pancho muy achuchable

Gordi es un gato de unos tres años que se encuentra en adopción. Fue rescatado de la calle con la boca en muy mal estado en octubre del 2020. Lo recogieron pero no tenían espacio para dejarle, por lo que estuvo viviendo en un trastero. Quien lo rescató nos pidió ayuda para sacarlo de ahí y le buscamos un hogar temporal.

Hace aproximadamente un año se le extrajeron las piezas dentales. A pesar de no tener dientes, que lo hace todavía más especial, come sin ningún tipo de dificultad. Además, disfruta mucho comiendo. ¡Siempre es el primero! Es positivo a inmunodeficiencia felina y ha tenido problemas de salud que se están tratando. Tuvo una reacción en la piel, en la zona del cuello que se trató. Actualmente ya no necesita ningún tipo de medicación.

Su casa de acogida nos comenta que es un gato muy tranquilo y muy pasota, no suele jugar a menudo. Aproximadamente una vez por semana sí juega y corretea a lo loco, pero no es lo habitual. Aunque al principio le cuesta, cuando tiene confianza se deja hasta coger. Es un gato verdaderamente bueno, además se lleva muy bien con sus compañeros felinos.

Como curiosidad, Gordi no es un gato que maúlle nunca pero sí emite un ruidito muy divertido. También es muy gracioso verle dormir, pues deja la lengua fuera y es un momento único.

Con esa barriguita cualquiera tendría ganas de achucharle y acariciarle sin parar.
Gordi merece ser feliz y un hogar calentito en el que le traten como un verdadero rey.

Deja un comentario

Your email address will not be published.