Gordo y Grut han conseguido una familia :)

Cerramos la semana en Zarpas con dos buenas noticias: el mimoso de ojos azules Gordo y nuestro pastor alemán Grut tienen por fin una familia.

Las adopciones es lo que más nos gusta contaros porque suponen el colofón a mucho trabajo y a los esfuerzos de mucha gente para que estos animales tengan una buena vida.

Grut es un pastor alemán de 2 añitos que llegó a Zarpas porque su dueña no podía hacerse cargo de él por problemas familiares. Grut no había salido mucho a la calle y se ocupaban de él unas vecinas.

Es un perro que tiene mucha energía y estaba muy necesitado de cariño. Al principio pasó unas semanas en una residencia hasta que pudimos encontrarle una casa de acogida. Ahora, por fin, Grut tiene una familia que le da lo que necesita: mucho amor y mucho correteo.

 

En el caso de Gordo, su historia responde a un abandono. Lo dejaron en una colonia pero él era tan casero que intentó varias veces meterse en casa de una de nuestras voluntarias. Cuando lo hacía, sus gatos le atacaban y acababa volviendo a la calle.

Es un mimosón. Tanto que ha conquistado a la familia que lo tenía en acogida y han decidido quedárselo. Y eso que Gordo es uno de esos peludos proscritos. ¿Por qué? Porque es positivo a leucemia, una enfermedad con la que vive sin problemas y que puede expulsar. Aquí te contamos más cosas de ella.

Una semana más, damos las gracias a los adoptantes y… ¡Enhorabuena!

Deja un comentario

Your email address will not be published.