¿Qué hago con mi perro o gato en vacaciones?

Llegan las vacaciones y nos apetece desconectar, alejarnos de la monotonía y visitar otros sitios. Pero es entonces cuando surge la gran pregunta: ¿qué hago con mi perro y/o gato durante las vacaciones?

Tenemos varias opciones:

1- Viajar con mi perro

En primer lugar, especialmente en el caso de tener perro, podemos buscar sitios en los que los admitan. Aunque todavía nos encontramos con muchas trabas, cada vez hay más casas, hoteles y otros espacios como playas y centros comerciales, que nos permiten llevar a nuestras mascotas. Hay webs especializadas en encontrar el sitio perfecto, como es el caso de Viaja con tu mascota.

También podemos ir con ellos más allá de nuestras fronteras. En países más pet friendly como Holanda, por ejemplo, podemos viajar en tren o transporte público y visitar muchos sitios. Hay incluso parques naturales en los que los podemos soltar en ciertas zonas sin miedo a las bicis ni de molestar a otras personas.

En Londres no es difícil encontrar hoteles de buena calidad que permiten perros. Además, hay muchos espacios verdes por lo que puedes pasear con tu mascota (Camden Square o Regent´s Park). Tal es el cariño hacia los animales en la capital británica, que incluso en Hyde Park, uno de sus parques más importantes y céntricos, existe un cementerio de mascotas.

También en otras ciudades europeas, como Praga, Milán o París, nuestro amigo peludo puede acompañarnos en muchos restaurantes, cafeterías y bares. Hay un cine en Praga en el que ellos también pueden ver películas con nosotros. Es más, allí se celebra un festival de cine dedicado a ellos.

2- Dejar a mi perro o gato en una residencia

Por otro lado, durante nuestras vacaciones podemos recurrir a residencias caninas y felinas. Siempre asegurándonos antes de que son de total confianza, pues queremos que nuestros mejores amigos estén en las mejores manos. En Zarpas y Colmillos contamos con residencias solidarias, (el 100% del dinero va íntegro para la asociación) y ofrecemos dos opciones:

  • Visitas a domicilio: los gatos se estresan mucho con los cambios de domicilio. Por ello, tal vez lo mejor sea que alguien acuda a visitarlo de vez en cuando. También es una buena opción en caso de tener perro, ya que es muy cómodo que alguien vaya a visitarlo y le saque para hacer sus necesidades y dar un paseo para estirar las patas.
  • Residencia, llevándonos a nuestras casas a los peludetes. Así, están en buena compañía e, incluso, ¡haciendo nuevos amigos!

  • Hay aplicaciones para encontrar particulares que se hagan cargo de estas tareas. Por ejemplo Dogbuddy, con la que además donarás una pequeña parte a Zarpas y Colmillos si contratas el servicio vía Helpfreely. En general estas aplicaciones suelen ser un poco más caras y el dinero no va a causas solidarias. Pero no deja de ser también una mejor solución que, por ejemplo, llevarlos a otro tipo de residencias en las que el trato es más frío y pasan los días solos y en habitaciones vacías.

Si quieres saber más sobre las residencias solidarias de Zarpas y Colmillos, sólo tienes que pinchar aquí o leer este otro artículo en el que hablábamos más detalladamente de sus ventajas.

Para contrastar, puedes echar un ojo en Dogbuddy para buscar gente cercana a ti dispuesta a hacerse cargo de tu perro o gato durante tus vacaciones.

Si, de lo contrario, quieres y puedes le hacer partícipe de tus vacaciones y disfrutarlas junto a él o ella, visita webs como Viaja con tu Mascota. Aun así, en aplicaciones como Booking, en la información de los hoteles suelen incluir si permiten o no animales (mientras realizas la búsqueda, puedes utilizar un filtro para ello).

Recuerda que siempre hay solución para disfrutar de tus vacaciones sin que tu perro o gato se convierta en un “pero”. ¡¡No cuesta nada buscar una solución!! De hecho, ¡¡hay muchas!!

¿Y tú? ¿Qué vas a hacer estas vacaciones con tu peludo?

Deja un comentario

Your email address will not be published.