Herpesvirus felino – Síntomas, tratamiento y prevención

El herpesvirus felino o también denominado FHV-1 es un virus responsable de la mayor parte de los casos de gripe felina. Pertenece a la misma familia del calcivirus felino, y al igual que este, se caracteriza por la existencia de diversas cepas que mutan. Por tanto, la enfermedad se presenta en diferentes tipos de gravedad.

El herpesvirus provoca el desarrollo de la rinotraqueitis felina, una enfermedad respiratoria. Puede llegar generar secuelas de por vida. Por ello, es importante que si nuestra mascota presenta alguno de los siguientes síntomas, acuda de inmediato al veterinario.

Síntomas del herpesvirus felino

Los síntomas que presenta un gato que padece este virus son los siguientes:

  • Estornudos
  • Dificultad para respirar
  • Secreciones en uno o ambos ojos
  • Anorexia
  • Lagrimeo
  • Fiebre
  • Malestar general
¿Cómo se contagia el herpesvirus entre los mininos?

Se transmite por vía directa a través de los estornudos, las lágrimas o las mucosas de un gato infectado. No solo por contacto directo con un animal infectado, sino por medio de comederos, areneros o juguetes que compartan un gato enfermo con uno sano.

Si hay otros gatos en casa, el animal infectado, debe permanecer aislado del resto para evitar el contagio. De igual manera, desinfectar los utensilios y espacios con los que tenga contacto, aplicando limpiadores efectivos que no causen daño al animal.

Esta afección no se transmite a humanos. Sin embargo, si una persona manipula a un gato enfermo y no toma las medidas higiénicas adecuadas, que incluyan desinfectarse y cambiarse de ropa, puede propagárselo a otros felinos.

¿Qué gatos son más propensos a contraer el virus?

Aunque existe una vacuna, no impide por completo que el animal pueda contraer el virus, debido a la mutabilidad del mismo. No obstante, la vacuna reduce la posibilidad.

La situación de algunos felinos, los hace más propensos a infectarse. Los gatos callejeros, los gatos caseros que salen al exterior y los gatos que tienen una mayor tendencia a desarrollar enfermedades oculares son los mininos que más probabilidades tienen de contraer el herpesvirus felino. Asimismo, las crías pueden contagiarse si la madre es portadora.

Tratamiento del herpesvirus felino

El tratamiento básico es sintomatológico. Es importante administrar un tratamiento de soporte, incluida fluidoterapia. Generalmente, se recetan antibióticos, antiinflamatorios y antivirales. Será preciso limpiar las secreciones de la nariz, la boca y los ojos.

Como hemos mencionado anteriormente, es importante que la persona que tenga contacto con el felino infectado, se lave muy bien las manos y el rostro, al igual que cambiarse de ropa antes de entrar en contacto con un animal sano.

¿Podemos prevenir que los gatos contraigan el herpesvirus?

Lo más importante es seguir el calendario de vacunación desde que el gato es un cachorro y repetir los refuerzos de la dosis cada año. Así, reducimos la posibilidad de que nuestra mascota enferme y, llegado el caso, atenúen la gravedad del virus.

Tomar las medidas higiénicas adecuadas cuando tenemos un animal enfermo en casa, en refugio o en residencia, para evitar que el brote se contagie al resto de los felinos y se transforme en una epidemia.

Ante cualquier síntoma, debemos acudir de inmediato a un especialista.

Bibliografía

Infección por Herpesvirus Felino

https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/diagnostico-diferencial-del-herpesvirus-felino

Deja un comentario

Your email address will not be published.