Izaro, un saco de ternura en adopción

Izaro es una gata menor de tres años que se encuentra en adopción. Fue recogida de una colonia pensando que era la madre de cuatro gatitos que habían sido rescatados para hacerle CES. Comprobamos que no era la madre y tenía las orejas en mal estado, infección de orina, estaba desnutrida y deshidratada. Estuvo en un jaulón pero vimos que era súper cariñosa, no podíamos dejar que fuese a la calle de nuevo. Dio positivo a leucemia pero como leeréis, no le afecta absolutamente nada en su día a día.

¿Cuál es el carácter de Izaro?

Su actual casa de acogida, Ana María, nos comunica que es una gata tranquila y llena de mimos. De primeras le cuesta ser sociable con personas desconocidas, pero una vez te conoce no se separa de ti. «Está deseando que te acomodes para tumbarse contigo y volverse loca ronroneando y recibiendo mimos. Te acompaña a todas las partes de casa, pero con distancia de seguridad» – nos indica Ana María.

Izaro tiene una rutina para ir a dormir según nos cuenta su mamá de acogida, se queda observando en la puerta del dormitorio hasta que Ana María se tumba, le levanta el nórdico y salta dentro para acomodarse. Duerme toda la noche del tirón, no se despierta para hacer ninguna trastada, así que no le gustan las fiestas nocturnas. ¡Un lujo que no todos los gatos te permiten!

Esta carey tiene un carácter muy particular, tal y como os hemos contado. Dentro de la distancia que no puede evitar mantener, le encanta la cercanía de los humanos. Además se lleva genial con otros gatos y con perros.

«Como experiencia personal, ganarme su confianza y cariño, ha sido una de las experiencias más gratificantes que he tenido…», nos afirma su acogida.

Izaro poniendo la mejor de sus poses para sus futuros adoptantes.
Izaro merece un hogar calentito en el que pasar el resto de su vida. ¿Quieres dárselo tú?

Deja un comentario

Your email address will not be published.