Londres, ciudad “dog friendly”

¿Alguna vez te has planteado irte a vivir a Londres una temporada? ¿O, simplemente, realizar una visita relámpago? ¿Te has echado atrás por miedo a no saber qué hacer con tu peludo? Pues nos hemos propuesto ponerte más fácil esa decisión. Visitamos la ciudad de Sherlock Holmes y aprovechamos para investigar las facilidades para visitarla con nuestro mejor amigo de cuatro patas.

Sitios “dog friendly” en Londres

Londres es conocida por muchas cosas: el Big Ben y el Parlamento, el Tower Bridge (el erróneamente conocido como Puente de Londres), Trafalgar Square, el Museo Británico, Piccadilly Circus, Buckingham Palace, la Abadía de Westminster, Harry Potter… Pero también por sus preciosos y tranquilos parques, como son Hyde Park y St. James Park. Y sí, puedes visitar ambos con tu amigo de cuatro patas.

Mientras paseas, te encontrarás numerosos carteles distribuidos por todo el parque en los que piden a los usuarios llevar con correa a sus perros. Es más, tal y como podemos leer, literalmente, consideran que «es una ofensa, bajo la Regulación de Parques Reales, permitir a tu perro «interferir con pájaros y otra vida silvestre». Por lo que podemos extraer que la motivación no es por miedo a que ataque a otras personas, sino por la cantidad de ardillas, patos, cuervos, cisnes y otros animales que podemos encontrar por estas zonas.

Mientras paseas por el parque, puedes encontrarte con numerosos peludos corriendo libres por las zonas más lejanas a otros animales.

Es en estos mismos parques por los que, más de una vez, se ha podido ver a Kate Middleton, una de las «royalties» más queridas y populares de la realeza británica, paseando con su perro Lupo (muchas veces sin correa).

Metro de Londres con perro

Según la normativa vigente, existen cuatro puntos principales para viajar en el «Underground» con perro:

  • Todo perro que no sea peligroso puede viajar en el Metro de Londres. Sólo te prohibirán el acceso con tu perro en caso de que haya una buena razón: que parezca peligroso.
  • Deben permanecer atados o en su transportín.
  • Jamás deben montarse en los asientos.
  • A no ser que no exista otra alternativa, los peludos londinenses no pueden utilizar las escaleras mecánicas. Están obligados a utilizar las escaleras normales o el ascensor. Sin embargo, por lo que podemos ver en la normativa, todo apunta a que es, en realidad por la seguridad del animal. Literalmente dice que, en caso de tener que usar las escaleras mecánicas, «un miembro del equipo técnico del Metro detendrá las escaleras para permitirle usarlas de manera segura».

Todo, a simple vista, sencillo y lógico. Los pasillos del «Underground» de la «City» están repletos de estos carteles en los que te informan de la obligatoriedad de llevar sujeto a tu perro, entre otras cosas.

Estas normas también se aplican en las líneas de autobús londinenses.

Recientemente, también hemos analizado de las normativas para viajar en Metro tanto de Madrid como de Barcelona. Como podréis comprobar, aquí son un poco más restrictivos que en la ciudad británica.

Conclusión: si tienes un perro equilibrado, Londres es un buen sitio para visitar junto a tu mejor amigo peludo. Tienes grandes espacios dentro de la ciudad, como Hyde Park, en los que podrás disfrutar de tranquilos paseos; además de un suburbano que permite su acceso en cualquier momento del día.

¿Habéis viajado con vuestro perro al extranjero? ¡¡Contadnos vuestras experiencias!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.