Hoy, en nuestro peludo de la semana, os hablamos de Nilo, un perro en adopción mezcla de  galgo. Es de un precioso color negro brillante, pero, aunque parezca mentira, eso le mete en el saco de los proscritos, los animales que menos se adoptan.

Nilo es todavía muy joven, ya que tiene un añito aproximadamente. El pobre sufrió, como muchos otros galgos, el problema de no valer para la caza y ser desechado por sus dueños. Pero su historia es aún más trágica.  Apareció por la zona de Vallecas con una gran herida en el cuello, ya que su despiadado dueño decidió arrancarle el chip por la vía rápida y, posteriormente, abandonarlo. Gracias a su casa de acogida, Carmen, Nilo ha cambiado muchísimo y nos cuenta que es un perro muy cariñoso, mimoso y que se porta genial en casa. Además, pasea súper bien con la correa.

Un perro 1o

Nos cuenta Carmen que Nilo no te deja ni un segundo. Allá donde vayas tú, va él. Tiene un poquito de ansiedad por separación cuando se queda solo, pero nada que no se pueda quitar con unas pautas, ya que la casa de acogida nos cuenta que lo esta superando muy rápido. Es muy listo.

Nilo es además muy juguetón. Le encantan todo tipo de huesos, los juguetes tipo kong y todo lo que sea comer . Y es que nuestro pequeño Nilo es un glotón. También le gusta mucho ir al parque e interactuar con otros perros. Y dormir…..siempre se tumba a tus pies estés donde estés. Es un galgo ideal, un galgo de sofá, ya que es súper tranquilo en casa, pasea sin ningún tipo de dificultad con la correa y es cariñoso con perros y personas.

 

Nilo necesita un hogar que le ayude a curar el oscuro pasado que ha vivido, que cambie sus lágrimas por momentos de felicidad, su labor de cazador por largos paseos en familia por el campo, el maltrato que sufrió por caricias y el que era su chenil por un hogar en el que sobre el amor y el cariño por todas partes.

¿Quieres ser tú la persona que cambie la vida de Nilo?

Deja un comentario

Your email address will not be published.