Obe, nuestro gordito, feliz con su familia

En realidad el de esta semana es un final feliz un retrasado. Porque Obe es un gato que lleva ya adoptado en la práctica dos años. Su familia de acogida le cogió tanto cariño que se lo quedó. Pero hasta ahora no hemos podido formalizar la “relación”. Rubricado el contrato, Obe ya es oficialmente un gato adoptado.

Salió de una colonia de la que rescatamos otros peques como Link o Vaqui. Ya en la calle, aún siendo adulto, era un gato sociable y cariñoso. Seguía a sus alimentadoras al portal de la casa donde viven pidiendo salir de la colonia. Y dicho y hecho. Sus deseos fueron órdenes y Zarpas acogió a Obe (de obeso, porque el pobre siempre ha tenido sobrepeso).

Le dimos una familia maravillosa con la que ya disfruta sus tardes a la bartola alejado de las calles.

Así que… ¡Felicidades adoptantes! (aunque sea con retraso;)

Deja un comentario

Your email address will not be published.