Pelusa es una gatita negra muy cariñosa. Se trata de una de nuestras peludas más veteranas. Fue encontrada en un pueblecito de Madrid, Torres de la Alameda, junto al resto de sus hermanos. Estaban escondidos entre unos matorrales a medio camino entre un parque y un descampado. Un día conseguimos cogerlas a ellas y se deshicieron en cariño y ronroneos.

Tiene 3 añitos y, desafortunadamente, fue devuelta tras ser adoptada. Y eso que es una gata espectacular, muy sociable y cariñosa. Su acogida nos ha contado que enseguida se hace a cualquier persona que viene a casa de visita. Con un poco de mimos ya se encariña. Es la primera que, cuando llegas a casa, te hace la croqueta para recibirte.

Pelusa-croqueta.

Es una gata a la que le encanta dormir (como a todos los gatos, jeje). Pero ella tiene una particularidad, y es que cuando toca siesta siempre está ahí para hacerte compañía, se pone muy contenta. Además de cariñosa, Pelusa es una gatita muy juguetona. Le gusta que la persigan por toda la casa correteando y le tiren bolitas de papel para. Por lo visto, hasta maúlla de felicidad 🙂

Haciendo de las suyas.

Pelusa es muy simpática y charlatana. Nos cuentan que le encanta que le digan cositas y le hablen. Y aunque le gusta mucho la atención, convive sin problema con otros gatos como se puede ver en esta foto con su hermanita Mimi.

Con su hermana y compi de casa.

Actualmente no convive con niños, pero tiene una adaptación 10 a cualquier tipo de persona desde el momento en que la conoce. Es más, cuando hay visitas en casa, duerme con ellos en el sofá. Ha encontrado su sitio y nadie la mueve de ahí (es entendible, el salón es una habitación muy soleada donde hay una jaula con pajaritos a los que mirar).

Mirada seductora irresistible.

¿Quién no quiere una buena compañera de piso que sea cariñosa, juguetona, pero a su vez tranquila? Pelusa te espera con muchas ganas y amor para darte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.