¿Qué hacer si encuentro un gatito en la calle?

Hoy os vamos a contar qué hacer si nos encontramos uno o varios gatitos en la calle.

Seguro que algunos de vosotros os habéis encontrado con esta situación alguna vez: uno o más gatitos maúllan desconsolados refugiados en algún agujero, en un parque o por la calle. Nuestro instinto es cogerlos inmediatamente, pero veamos qué aconsejan los expertos.

Esperamos y vemos 

Si vemos que los gatitos no están en una situación de riesgo es recomendable esperar, porque puede que su madre se haya ido a buscar alimento o esté en proceso de moverlos a una ubicación diferente. Esperemos a ver si la madre va a regresar por ellos o si realmente son huérfanos. Pero para ver y esperar hay que hacerlo a una distancia, ya que si estamos muy cerca la madre no se acercará a sus gatitos. Si nos ve, quizá se vaya hasta que desaparezcamos completamente antes de volver a atender sus crías.

Es importante saber que aunque la madre tardará varias horas en volver, los gatitos sanos pueden sobrevivir este período sin comida mientras estén calientes. Para las crías que son todavía muy pequeñas, es decir, que todavía maman, puede llegar a ser peligroso porque tienen riesgo de hipotermia. Así, si te los encuentras en verano los gatitos pueden esperar más tiempo solos que en invierno.

Solo hay que cogerlos si están en peligro o no tienen mamá.

La gata madre ofrece mejor oportunidad a sus gatitos para su supervivencia, así que espera y vigila mientras puedas. El mejor alimento para los gatitos es la leche de su madre. Una veterinaria y etóloga felina consultada por Zarpas es clara al respecto:

Es recomendable retirar los gatitos sólo si están en peligro inmediato, grave.

Si la madre regresa…

Si ves que vuelve su madre y crees que es un sitio seguro, déjalos con ella hasta que se hagan mayores. Aunque eso no quita que les puedas llevar comida o agua regularmente. También les puedes llevar un arenero cerrado para que haga de casita, que colocarás a cierta distancia para no molestarles.

Espera a que pasen seis semanas de la madre amamantando a sus crías, ya que es la edad óptima para separar a los gatitos, sociabilizarlos, testarlos y buscarles casa para adopción.

Cuidado con las gatas, que pueden quedarse embarazadas con una nueva camada incluso mientras todavía están amamantando, así que no hay que olvidarse de esterilizar también a la madre o… ¡pronto tendrá más gatitos!

La captura de las gatas adultas de colonias callejeras se enmarca en el conocido como método CES (captura, esterilización y suelta). Zarpas y Colmillos apuesta por él para controlar la natalidad de estos mininos y preservar su calidad de vida. Si quieres ayudarnos con el CES, consulta nuestra página de voluntarios.

Una madre y sus gatitos, ahora en adopción, recogidos de una colonia por Zarpas.

Si la madre no regresa…

Si la madre no aparece después de unas horas, entonces sí que tienes que coger a los gatitos y debes estar preparado para alimentarlos con biberón con un horario pautado. Te tendrás que levantar por las noches para darles sus tomas como bebés que son. Te convertirías en mamá nodriza.

Atender a estos mininos no es una tarea fácil, tal y como resumen las voluntarias de Zarpas y Colmillos Lara y Anaa, que se dedican a cuidar y controlar colonias callejeras:

No es fácil encontrar una organización con personal disponible o voluntarios para dar el biberón con poca antelación. Los veterinarios y los refugios de animales generalmente no cogen gatitos recién nacidos, ya que no tienen el personal para alimentar y estimularlos para la evacuación cada 3 horas. Si lo hacen es porque cuentan con casas de acogida y voluntarios que puedan hacerse cargo de ellos.

Tienes que ser consciente que has cogido una camada y que tienes una responsabilidad, aunque encuentres a alguien que te pueda ayudar, tanto protectora como amigo o familiar.

Cría de cachorros con biberón

Si decides llevarte a los gatitos, intenta coger una caja con una manta, donde estén bien calentitos, y mira que eso suceda, ya que es mas importante que estén calientes a estar bien alimentados.

¡Nunca hay que alimentar un gatito frío! Si las crías están frías, habrá que calentarlas lentamente. Se puede decir que un gatito esta frío si las almohadillas de sus pies o los oídos están fríos o frescos. Pon el dedo en la boca del gatito, si ves que lo notas frío, la temperatura del gatito es demasiado baja. Esto es peligroso para su vida y debe ser tratado inmediatamente. Para calentar el gatito lentamente durante 1 o 2 horas lo envolveremos en una manta de forro polar, sosteniéndolo cerca de nuestro cuerpo, e iremos continuamente frotándolo con cuidado y con las manos calientes

Alimentación – Evacuación

Los gatitos que tienen menos de cuatro semanas de edad no pueden comer alimentos sólidos (ni pienso, ni lata) y no pueden hacer sus necesidades por sí solos. Hay que alimentarlos mediante biberón (con leche especifica de gatitos, que encontrarás en cualquier tienda de animales) y estimular sus genitales (pasar suavemente con una toallita o esponjita húmeda imitando lo que haría la madre) después de cada toma. Por ejemplo, si los gatitos tienen menos de una semana de edad tendrán que ser alimentados y estimularles cada tres horas. Eso significa que habrá que repetir esta operación 8 veces al día.

Si ves que los gatitos están enfermizos o son inusualmente pequeños, pueden que necesiten ser alimentados cada dos horas. Es muy importante seguir las pautas, ya que saltarse comidas o sobrealimentarles puede causar diarrea, que se traducirá en deshidratación, una condición que puede ser fatal para los gatitos pequeños (sin mencionar la molestia de limpiarlo después). Una diarrea requerirá una visita al veterinario, que te ayudará a que vuelvan a estar bien.

A medida que crezcan (a las 3 semanas y media) les vas dando menos tomas de biberón y empiezas a introducir latas o comidas solidas poco a poco. Para que a las cuatro semanas, mas o menos, abandonen el bebieron.

En Zarpas siempre tenemos cachorros de gatos en adopción, algunos abandonados con muy poco tiempo de vida. ¿Quieres darles un nuevo hogar? ¡Mira nuestra web y elige a tu futuro compañero!

(Para este artículo hemos hablado con una veterinaría y etóloga felina y con dos voluntarias que se dedican al método CES)

Deja un comentario

Your email address will not be published.