Ser casa de acogida: todo lo que debes saber

Las casas de acogida cumplen una función esencial e indispensable para Zarpas y Colmillos. Os hemos preparado este artículo para que conozcáis las razones por las que haceros casa de acogida es una decisión fabulosa. ¡Esperamos resolver todas vuestras dudas!

¿Qué es ser “casa de acogida”?

Ser casa de acogida de un animal implica darle un techo provisional, hasta que encuentre un adoptante definitivo. Es decir, tú te llevas al gatito o perro a tu casa y te comprometes a cuidarle mientras nosotros le buscamos adopción.

¿Quién cubre los gastos del animal?

Una razón por la que ser casa de acogida es buena idea, es que tú no tienes que poner ni un sólo euro: nosotros llevaremos a tu domicilio el pienso, arenas y demás que el animal a tu cargo necesite. También te proporcionaremos arenero, collar, o arnés si es necesario. Y por supuesto, cubrimos también todos los gastos veterinarios del animalito, que en algunos casos pueden ser elevados. Si prefieres hacerte cargo de la comida o tienes ya los accesorios de alguna otra mascota y quieres aprovecharlos nosotros te animamos a ello, ¡cualquier ayuda cuenta!

¿Y si me encariño?

Otra razón para ser casa de acogida es que éstas tienen prioridad a la hora de adoptar al animal que tienen bajo su tutela. Es decir, si tienes por ejemplo a Iedra en acogida y alguien se interesa en adoptarla, primero te preguntaremos a ti. Si te resulta imposible deshacerte de la que ya es tu mejor amiga, tendrás la opción de adoptarla. Si por el contrario estás satisfecho con tu acción y estás preparado para entregar al animal a su hogar definitivo, puedes seguir siendo casa de acogida de algún otro bichito necesitado.

Estos peluditos necesitan acogida actualmente.
Otras razones para ser casa de acogida
  • Tienes la oportunidad de conocer y formar parte de la vida de muchos animales únicos y especiales.
  • No supone una inversión económica
  • Es una labor indispensable para cualquier asociación: estar en un refugio es muy estresante para los animales, y no socializan con humanos hasta que al fin son adoptados, dificultando su adaptación a una familia. Además, en Zarpas y Colmillos sólo trabajamos con casas de acogida, por lo que son completamente necesarias para que podamos ayudar a los animales.
  • Es una oportunidad de comprobar si te adaptas a la vida junto a un gato o a un perro, sin tomar la decisión de forma precipitada.
  • Puedes disfrutar de la compañía de una mascota sin comprometerte para siempre.
  • Es una experiencia única y muy valiosa para aprender sobre el comportamiento animal y sus cuidados.
¡Vale! Me han convencido las razones y quiero ser casa de acogida.

¡Estupendo! Estás a punto de ayudar a un animalito muy afortunado. ¿Qué necesitas hacer ahora?

  1. En primer lugar, elige a un peludito de los que necesitan acogida.
  2. Después, rellena este formulario.
  3. Envíanoslo a contacto@zarpasycolmillos.es
  4. Te contestaremos cuanto antes con toda la información que necesites

¡Gracias por hacer nuestra vida y la de los animales más fácil!

Deja un comentario

Your email address will not be published.