Después de más de casi tres meses de parón por el coronavirus, ¡en Zarpas y Colmillos retomamos las adopciones!. En primer lugar queremos dar las gracias a todas las personas que han aguardado pacientemente estas semanas y a las que todavía esperan a que podamos reunirnos con ellas para iniciar los procesos. Afortunadamente, ya hemos podido hacer dos adopciones, cada una con una historia si cabe más bonita.

Kike, nuestro peque adorable

Uno de los peludos que ha encontrado casa es Kike. Con 5 años, Kike (ahora Dash) tenía una vida perfecta, con largos paseos por la playa y grandes siestas junto a su gran papá humano. Sin embargo, un día, su papá se fue al cielo y su vida cambió radicalmente. Su papá humano no tenía más familia y una vecina decidió acogerlo, pero sus hermanos gatunos no lo aceptaban.

En Zarpas ha tenido tanta tanta suerte que se ha quedado como compañero inseparable de Ángeles, la abuela de una de nuestras voluntarias, Andrea. Ángeles se rompió la cadera y no puede salir a la calle, así que su familia decidió darle un compañero de aventuras. Y es que es Andrea quien saca a pasear a Dash, que debe su nombre al niño de «Los Increíbles» porque… ¡el enano corre que se las pela! Corre, y mucho, junto a su hermano de adopción Duman, el perro de Andrea, un pastorazo alemán que a duras penas le sigue el ritmo. Y luego, en casa, con la abuela, Dash recarga pilas con largas siestas en el sofá…

 

Brownie, la última superviviente

Brownie es una perra de una camada de nueve cachorros abandonados en una caja de cartón en San Sebastián de los Reyes nada más nacer. Zarpas se hizo cargo de seis y Brownie es la última en ser adoptada. Después de un tiempo en una residencia, a las que acudimos solo cuando no tenemos casas de acogida, una familia se decidió a acogerla. Ya tenía un perro adoptado de Zarpas y Brownie se llevó tan bien con él que decidieron quedársela. De hecho, son tan parecidos que es difícil saber cuál es cuál 😉

Ahora, Brownie es por fin feliz con esta maravillosa familia que le ha dado una oportunidad.

¡Muchas gracias y enhorabuena adoptantes!

Deja un comentario

Your email address will not be published.