Recién llegados: Siri, una galguita en la familia Zarpas

Hemos ampliado la familia de Zarpas con una galga gris de 8 años: Siri. Sus propietarios la llevaron al Centro Veterinario Jarama con intención de sacrificarla. Decían que como ya es mayor no sirve para correr. Tenía además una infección de útero que necesitaba ser operada y que no estaban dispuestos a pagar.

El centro se negó a practicarla la eutanasia y se quedó con ella. Gracias a una operación de esterilización, su infección desapareció y ahora está sana en una familia de acogida de Zarpas con otra galguita. Al ser adulta, Siri tiene menos posibilidades de ser adoptada, pero es una perrita muy buena que hará feliz a la familia que decida darle el cariño que necesita.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.