Tiña en perros y gatos. Síntomas, causas y tratamiento.

La tiña es una enfermedad cutánea, es decir una enfermedad producida en la piel por hongos. Es infecciosa, contagiosa y puede afectar a personas y a animales, como perros o gatos. Al ser una enfermedad contagiosa es habitual encontrarla en grupos de animales que conviven juntos. Es importante recalcar que si sospechamos que nuestra mascota puede padecer esta afección, debemos llevarla al veterinario y frenar su propagación. A continuación, mencionaremos cuáles son los síntomas, las causas y el tratamiento para tratar la tiña en mascotas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas suelen presentarse a las dos o cuatro semanas después de que nuestra mascota se haya contagiado. Los más comunes que se dan en felinos y canes son:

  • Lamido, mordisqueo y rascado frecuente en las zonas afectadas.
  • Lesiones circulares acompañadas de alopecia ya sea focalizada o generalizada.
  • Costras de un color amarillento.
  • Olor característico que desprende la piel del animal afectado.
  • Inflamación del cuero cabelludo.
Habitualmente las primeras partes del animal que se ven afectadas son las orejas y las extremidades.
¿Qué puede provocar la tiña en nuestras mascotas?
  • La mala alimentación puede provocar que el hongo que produce la tiña aparezca. Por ello, es recomendable nutrir y alimentar adecuadamente a nuestras mascotas.
  • Sistema inmunológico bajo. La tiña, como cualquier otra enfermedad, aprovecha cuando el animal tiene las defensas bajas para poder introducirse en él.
  • El ambiente es importante. Un entorno con unas condiciones higiénicas deficientes provoca que haya más probabilidad de que la tiña se encuentre en él. Es más frecuente que estos hongos estén en lugares húmedos, con poca luz del sol, con acumulación de calor o con una ausencia de limpieza.
  • Presencia de parásitos o enfermedades previas. Aquellos animales que sufran o hayan padecido una enfermedad parasitaria tienen más probabilidades de contraer esta afección.
  • El estrés es otro factor que puede afectar a la hora de padecer tiña.
  • Como hemos mencionado anteriormente, la tiña es una enfermedad contagiosa por lo que si un animal infectado se aproxima a otro sano es muy probable que contraiga esta dolencia.
Tratamiento de la tiña en animales

En los casos de canes que se encuentran en las primeras fases de la tiña, habitualmente con mejorar el sistema inmunológico del perro suele ser suficiente para remitir en pocos meses. El objetivo del tratamiento en estos casos es evitar la propagación del hongo, además de mejorar su sistema. El tratamiento fungicida tópico en forma de pomada o polvos es el que se suele recetar.

Para aquellos perros que tienen la enfermedad más avanzada se utiliza un tratamiento sistémico con un antimicótico. Generalmente, esto suele durar entre uno y tres meses.

En el caso de los felinos, se debe descartar que esta dolencia se haya producido por otra enfermedad como la leucemia felina y la inmunodeficiencia. Generalmente, para la tiña se hacen limpiezas de las zonas afectadas con antiséptico. El tratamiento más habitual es el tópico, ya sea en polvo, crema, pomada o líquido. Si la dermatitis persiste durante más tiempo del previsto, se deberá utilizar el tratamiento sistémico.

Insistimos en que es recomendable acudir a un especialista si sospechamos que nuestra mascota sufre cualquier tipo de anomalía.
Bibliografía

https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/tina-perros-o-dermatofitosis-canina-diferentes-tecnicas-de-deteccion

https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/tina-en-gatos-dificultades-diagnosticas-en-la-dermatofitosis

http://cabomanga.es/la-tina/

Deja un comentario

Your email address will not be published.