Todo lo que tienes que saber sobre las colonias de gatos en España

Los gatos, como otros animales, han habitado las ciudades desde que estas existen. Antiguamente, los gatos mantenían a raya las plagas de ratas y alimañas y, a cambio, las personas les alimentaban y daban cobijo: era una relación de simbiosis, todos ganaban. Pero no nos engañemos, la convivencia nunca ha sido armoniosa, siempre han existido personas a las que no les gustan los gatos…Muchas cosas han cambiado a lo largo de los años y algunas no tanto. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre las colonias de gatos en España, ¡sigue leyendo!

Riña de Gatos, cuadro de GoyaEn 1797 Goya pintó el cuadro «Riña de gatos”, representando una escena que podía verse comúnmente en esa época

¿Qué es una colonia felina o colonias de gatos?

Cartel de colonia felina

Según el Instituto de Protección Animal, una colonia felina “es la comunidad integrada por varios gatos que viven en libertad, en un espacio privado o público, ubicada en zonas urbanas, periurbanas, zonas verdes u otras, donde los felinos están o deberían estar en buenas condiciones higiénico-sanitarias, censados, identificados, cuidados (-alimento, agua, cobijo y asistencia veterinaria-), marcados en una oreja los que están esterilizados, protegidos y respetados tanto por la ciudadanía como por las autoridades competentes, y que debido a su carácter feral (poco o nada sociable con el ser humano) no son susceptibles de ser dados en adopción.”

Estas colonias se forman debido a la irresponsabilidad de las familias o personas que tienen gatos. La principal causa es el abandono o la pérdida de gatos caseros en las calles, los cuales suelen estar sin esterilizar. Y la otra causa, son las camadas indeseadas que tienen, precisamente, estos gatos abandonados. Todos los gatos que componen las colonias son gatos domésticos y pertenecen a la misma especie, aunque la mayoría de ellos se consideren ferales.

El método CES/CER

El método CER O CES es un método para gestionar de una forma ética las colonias: Captura, Esterilización y Retorno o Suelta. Todos los ayuntamientos pueden utilizar el método CER/CES, ya que está abalado científicamente y legalmente.

método CES

Estos gatos son capturados, llevados al veterinario y esterilizados. Normalmente se empieza capturando a las hembras y posteriormente, si es posible, a los machos. Hay que tener en cuenta que suelen personas particulares o asociaciones las que se encargan de realizar esta labor y asumir los costes. A los gatos castrados que pertenecen a una colonia se les corta un trozo de oreja, para indicar que pertenece a una colonia gestionada por el método CER/CES.

Historia de las colonias de gatos en España

Situación previa a los años 2000

gatos callejeros en un parque

Lo que ha ocurrido en España hasta hace aproximadamente 5 años es, que desde el punto de vista de la administración, las colonias de gatos eran insignificantes y un problema menor: no había ningún tipo de ley o normativa que las regulara. La realidad es que en aquellos lugares donde hay colonias de gatos, también hay personas que se dedican a hacerles la vida imposible o que directamente llaman a la perrera para que se lleven a los gatos y una vez allí, acaben siendo sacrificados. Por otro lado, también hay personas y asociaciones que defienden y alimentan a los gatos de las colonias, normalmente mujeres, que lo suelen hacer en silencio, por miedo a futuras consecuencias penales ya que en muchos lugares existe la prohibición de alimentar animales callejeros. La mayoría de la gente se encuentra del lado de la indiferencia o del desconocimiento hacia la situación de estos animales.

 

Situación actual

casetas de una colonia de gatosA principios de los años 2000 se empezó a tener en cuenta el bienestar animal y la problemática de las colonias de gatos, siempre un paso por detrás de algunos países de Europa. La ciudad de Barcelona fue pionera en el año 2003 en aplicar una normativa municipal con la que comenzaron a gestionar y controlar las colonias de gatos y a practicar el sacrificio cero. En el caso de Madrid, pese al gentilicio de “gatos” no han tenido mucho respeto por los callejeros hasta el año 2016, cuando se aprobó el proyecto de gestión de colonias urbanas. Mientras tanto, la población felina de nuestros pueblos y ciudades ha estado, y sigue estando, expuesta a inclemencias, maltrato, hambre, peligros, enfermedades y un largo etcétera. 

La responsabilidad de los ayuntamientos

Legalmente, quienes deben gestionar las colonias de gatos son los ayuntamientos, son estas instituciones las que a su vez, pueden hacer responsables a las alimentadoras y gestoras de las colonias. Sin embargo, esto no suele ocurrir siempre, sino que son personas particulares o asociaciones las que se suelen hacer cargo de las colonias y las que asumen todos los gastos económicos que garantizan el bienestar de los gatos. Esta situación puede resultar contradictoria teniendo en cuenta la nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales (Ley 17/2021, de 15 de diciembre) ya que se considera delito el maltrato hacia cualquier animal doméstico o acaso, ¿no es maltrato que un gato no tenga acceso a comida y agua? ¿O que esté enfermo y nadie le ayude?

Las 20 ventajas de las colonias felinas

Las colonias felinas controladas y gestionadas en las que se aplica el método CER/CES, tienen ventajas y las personas a las que nos preocupa esta situación tenemos que conocerlas para empezar a exigir una gestión responsable a la administración. La siguiente lista recoge aquellas ventajas más importantes y que no está de más recordar a aquellas personas intransigentes con los animales que viven en la calle. Por favor, dedícale un minuto de tu tiempo a leerlas:

Los gatos de colonia tienen marcada la oreja

  1. Control de roedores y de plagas de insectos en la zona donde estén ubicados.
  2. Evita focos de pulgas, ya que los gatos están cuidados y desparasitados, a través de sus gestores y cuidadores.
  3. Elimina los problemas de ruidos nocturnos por los celos.
  4. Acaba con las camadas descontroladas de gatos.
  5. Proporciona un control sanitario de los animales.
  6. Acaba con los marcajes de los gatos.
  7. Evita que los gatos deambulen hambrientos suplicando comida para sobrevivir.
  8. Elimina la visión de gatos moribundos, enfermos y/o heridos sin asistencia veterinaria.
  9. Educa en valores a nuestros menores y a nuestra sociedad en general.
  10. Acaba con el sufrimiento de los gatos callejeros.
  11. Evita sufrimiento innecesario para las personas con valores que amamos y respetamos a los animales.
  12. Permite salir de la clandestinidad a los gestores de las colonias felinas y dignifica su trabajo.
  13. Proporcionan dignidad al gato callejero como ser vivo y como ser sintiente que es.
  14. Permite identificar la aparición de nuevos gatos caseros (con propietario) que hayan sido abandonados o extravíados.
  15. Aporta compañía y amor a personas y a niños que paseen por la zona o incluso se acerquen a ellos.
  16. Alegran y dan vida al paisaje urbano o rural.
  17. Proporcionan desarrollo cultural y evolución en una sociedad.
  18. Atraen al turismo, especialmente a personas extranjeras o sensibilizadas en el respeto y a la vida animal.
  19. Fomentan el trabajo cooperativo.
  20. Evita los conflictos entre vecinos.

Ejemplos a seguir en España

La gestión de las colonias debe implicar un apoyo conjunto entre ayuntamientos y protectoras de animales. Pese a que la mayoría de municipios españoles no tienen reguladas las colonias de gatos y muchas veces son controladas por protectoras o asociaciones de animales, sí tenemos algunos ejemplos de ayuntamientos que pueden ser un ejemplo a seguir:

  • La Colonia Felina La Pedrera de Yecla (Región de Murcia): con el apoyo del Ayuntamiento de Yecla, un equipo de voluntarios de la asociación Soy su voz ha construido un refugio y han esterilizado a todos los gatos callejeros del municipio.
  • Casetas acondicionadas en Colmenar Viejo (Comunidad de Madrid): en junio de 2021, el ayuntamiento de Colmenar Viejo junto con la ADAAC instaló 9 casetas en terrenos municipales, con espacio suficiente para que los gatos puedan sentirse protegidos.
  • Colonias de Castelló de la Plana (Comunidad Valenciana): El Ayuntamiento de Castelló es de los pocos ayuntamientos con concejalía de Bienestar Animal y colabora estrechamente con las protectoras del municipio, en el que hay un total de 12 colonias. En dos años han triplicado el presupuesto para el control de las colonias felinas.

Respetemos a los gatosNo podemos exigir que ames a los animales pero sí que los respetes

Tenemos que empezar a entender que los gatos callejeros forman parte de nuestros pueblos y ciudades y, al igual que nosotros, tienen derecho a vivir allí.  Por otro lado, también debemos exigir su bienestar, sin que nadie los moleste o maltrate. Agradezcamos a las personas que desinteresadamente están castrando y alimentando colonias que no paran de crecer, cuando por ley deberían hacerlo los ayuntamientos.

No miremos para otro lado, los gatos de la calle también son nuestros gatos.

Si has llegado hasta aquí y estás pensando en adoptar un gato, puedes valorar que muchos de los gatos que tenemos en adopción han sido recogidos de diferentes colonias de Madrid. Son gatos sociables y están deseando encontrar una familia con la que compartir el calorcito y amor de un hogar definitivo. Puedes consultar aquí nuestros gatos en adopción. 

Fuentes:

Instituto de Protección Animal 

EL PAÍS – Las locas de los gatos no están locas y tienen carné

Eldiario.es – La Pedrera: un modelo de colonia felina en Yecla

Ajuntament de Barcelona – Bienestar Animal: Gatos

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.