Os vamos a contar hoy la historia de nuestro peludo de la semana, Toffee, un podenco en adopción que creemos que fue abandonado por culpa de la caza. En noviembre de 2018 apareció delante de la casa de una de nosotras, que vive en un pueblo de Madrid. Toffe es un perro que ha cambiado muchísimo en el año que lleva con Zarpas. Y todo gracias a su casa de acogida. Cuando llegó era un perrito muerto de miedo, con frío y desnutrido. El pobre solo quería descansar y dejar atrás esa vida horrible que tuvo.

Cuando lo encontró Zarpas, totalmente desnutrido.

Pero hoy, por lo que nos cuenta Cristina, su casa de acogida, Toffe es un perro ideal. No hace un ruido en casa y siempre está tumbado junto a sus compañeros de piso, un perro y un gato.

En la calle aún siente miedo, pero en casa es muy tranquilo. Cristina nos cuenta que, en cuanto llega, va corriendo a saludarla y todas las mañanas se presenta en su cama a darle los buenos días y pedirle el desayuno.

En casa, una máquina de jugar

Toffe es aún un principiante con los juegos, pero lo intenta y confiamos en que no tardará nada en aprender. Y es que le encanta jugar con Cristina y con sus compañeros de piso. Luego, cuando sale a la calle, todavía tiene un poco de miedo y le cuesta jugar con otros perritos.

Como podéis apreciar es un podenco precioso y cariñoso. Solo necesita un poco de paciencia de quien decida disfrutar de su cariño para que poco a poco vaya venciendo sus miedos. En Zarpas estamos seguras de que es un perrito que hará feliz a cualquier persona que quiera un compañero para toda la vida.

¡Este Haloween Toffe solo pide un deseo a las brujas: encontrar una familia para toda la vida!

Deja un comentario

Your email address will not be published.