Trisky es un gato joven en adopción. Capturamos a su madre de una colonia de Zarpas al ver que estaba a punto de tener a sus cachorros en abril de 2019. Los pequeños crecieron sanos y fueron puestos en adopción. Su hermano Dorito fue felizmente adoptado, Pringle sigue en adopción y Cheeto nos dejó debido a su coronavirus. A la mamá la tuvimos en cuarentena porque parecía que estaba malita. Se le operó de una hernia y la desparasitamos, antes de soltarla en la colonia debido a que es una felina salvaje.

Trisky, un bellezón de pelo semilargo, es un gato muy cariñoso y mimoso que le gusta pasar cerca de ti para que le toques el lomo y le rasques detrás de las orejas. Eso sí, sabe avisarte cuando no quiere más caricias: te da un toquecito con la pata. En este vídeo que nos envía Eva, su actual mamá de acogida, podemos verle en acción.

Al ser un gato tan joven, es muy juguetón. Le gusta perseguir a la fregona mientras se limpia el suelo y le encantan los muñecos, y más todavía si tienen sonido. Deja todos sus juguetes sobre la cama para pedirte que juegues con él.

Eva nos explica que es Trisky es muy hablador. Siempre que entra por la puerta le saluda y para pedir comida también. «Está acostumbrado a no entrar a la cocina, y te espera sentado frente a la puerta maullando hasta que empieza a hacer la croqueta para que le hagas caso». La comida que más le gusta es el pavo braseado y el jamón york. Son su perdición.

Según indica, es un minino un poco ladronzuelo… y limpio. Trisky coge ropa limpia de los cajones, las pasea por toda la casa y cuando se cansa o se aburre las lleva al cesto de la ropa sucia. ¡Él solo quiere ayudar a Eva con sus tareas del hogar!

Trisky es positivo a coronavirus y leucemia pero esto no le impide llevar una vida normal. Consulta en los enlaces nuestros artículos sobre estas enfermedades para conocer más de ellas. Este gato tan guapo, tan sociable y cariñoso pertenece así al club de los proscritos, los perros y gatos que más cuesta dar en adopción. Por eso necesita más que nunca tu ayuda, siéntete orgulloso de adoptarle.

Anímate a conocer a Trisky. Él está esperando una familia que quiera jugar y acariciarle para siempre.

Sabemos que los gatos positivos son difíciles de adoptar, pero estamos seguros de que os vais a enamorar de este adorable minino.

Deja un comentario

Your email address will not be published.