Ventanas oscilobatientes: un peligro para nuestros gatos

Las protecciones de las ventanas con redes anticaída son imprescindibles en cualquier casa habitada por gatos, tanto para evitar que se escapen como para que se caigan en un despiste. No nos cansamos de repetir que todos los días se caen gatos de balcones y ventanas que están sin proteger. Algunos mueren al caer (por desgracia, lo de que tienen 7 vidas es un mito), otros quedan heridos de gravedad (lo que los veterinarios han denominado síndrome del gato paracaidista) y otros se pierden en las calles. Hay personas que se plantean la posibilidad de no instalar redes anticaídas porque tienen ventanas oscilobatientes, basculantes o abatibles. Aunque en un principio podría parecer una buena idea ¿lo es realmente? En este artículo analizamos los peligros que suponen las ventanas oscilobatientes y cómo pueden convertirse en una trampa mortal para nuestros gatos.

Si tienes un amigo felino en casa, ¡te interesa!

Las ventanas oscilobatientes: ¿una opción o una trampa?

Las ventanas oscilobatientes, también llamadas basculantes o abatibles son aquellas que tienen dos posibilidades de eje de giro para su apertura: uno en vertical (batiente: como las ventanas normales) y otro en horizontal (oscilobatiente: la hoja queda separada del marco unos 12 centímetros para permitir la aireación y la ventilación). Estas son las ventanas en las que nos vamos a centrar en este artículo.

Este pequeño hueco que permite la entrada del aire y también puede provocar que nuestro gato se sienta atraído e intenten salir al exterior. Los gatos tienenla capacidad de hacerse muy escurridizos, ellos se ven capaces de pasar al otro lado por esos 12 centímetros. Lo que no calculan es que la hoja de la ventana tiene forma de “V” y pueden quedarse atrapados en ese pequeño hueco. Al intentar escapar, se quedarán todavía más atrapados entre las dos hojas de la ventana, viéndose incapaces de salir hacia delante o hacia atrás. La presión que se producirá en su pequeño cuerpo puede causar consecuencias extremadamente graves: paraplejias, daños irreversibles en órganos internos, en los músculos, en la aorta abdominal, en la columna y en la médula espinal. En el caso de que no nos diéramos cuenta a tiempo, puede ser mortal.

La Asociación Protectora de Animales Felinos Bilbao se hizo eco hace un tiempo en su blog de esta triste historia que le ocurrió a uno de los gatos que la protectora ANAA dio en adopción. Este gato quedó atrapado en una ventana oscilobatiente cuando su familia estaba de vacaciones y murió debido a las graves heridas internas que le causó la presión de la ventana.

Gato con heridas derivadas de intentar haber salido por una ventana oscilobatiente. Fuente: Hospital veterinario Gattos

Rejillas protectoras: la solución

Si ya tenemos ventanas oscilobatientes en nuestra casa, no tiene que cundir el pánico, ya que existe una solución: las rejillas protectoras. Estas rejillas se adaptan perfectamente en los laterales de este tipo de ventanas. Además, no supondrán un gran desembolso ya que su precio aproximado es de 5 euros. Te dejamos aquí las que tienen en la web de Zooplus, por si quieres echarles un vistazo.

Protejamos a nuestra familia

Con los gatos, igual que con los niños pequeños, nunca se sabe. No debemos esperar a que ocurra una desgracia. Puede ser que nunca le hayamos visto interesado en salir por la ventana, pero si un día lo hace, las consecuencias pueden ser graves e irreversibles.

Los gatos son seres maravillosos, curiosos e imprevisibles y si podemos garantizar su seguridad de forma fácil y barata, ¿por qué no hacerlo?

Si has llegado a este artículo porque tienes interés en adoptar algún gato de Zarpas y Colmillos y te preocupa su seguridad, puedes echar un vistazo aquí a los gatitos que tenemos en adopción.

¿Quieres saber más?

Si esta información te ha parecido interesante y quieres saber más o te has quedado con alguna duda, te recomendamos que le eches un vistazo a los siguientes artículos:

Deja un comentario

Your email address will not be published.