En estas fechas navideñas nada nos gusta más que contaros los finales felices de la semana: un perro y un gato han sido adoptados. Son nuestro Zeus, aka «Caminante de la noche» y el pequeño Anacardo, que han recibido el mejor regalo: una casa para siempre.

En el caso de Zeus, esta es la segunda oportunidad que le da la vida. Entró en Zarpas y Colmillos aún de cachorro con su hermano. Era tan guapo con esos ojazos azules y ese pelo blanco que enseguida fue adoptado. Pero no tuvo suerte. Sus dueños, un matrimonio, se separaron y lo ingresaron en una residencia. Zarpas se hizo entonces cargo de él, pero tuvo que seguir en una residencia porque no había casas de acogida disponibles.

Ha tenido muuuuucha suerte y un gran amante de los animales le ha abierto su casa. Estamos seguras de que van a darse entre sí mucho amor y buenos ratos.

En cuanto a Anacardo, la presidenta de Zarpas se lo encontró este verano husmeando en un contenedor de basura. Tenía unos dos mesecitos. Pero no estaba solo, sino junto con sus hermanos Kiko, Pistacho y Cacahuete. Todos menos Cacahuete han sido adoptados (¿te animas?).

Los cuatro estaban sanos y bien alimentados, por lo que probablemente acababan de ser abandonados. Se mostraron muy sociables desde el primer momento, signo de que habían convivido con humanos desde que nacieron. Ahora ha conseguido una familia que lo cuide y además ¡tiene un hermano gatuno con el que pasar grandes ratos!

Ambos os desean a todos una Navidad llena de amor y vacía de abandono animal.

¡Muchas felicidades a los adoptantes!

Deja un comentario

Your email address will not be published.