Leishmaniosis en perros

La leishmaniosis en perros es una enfermedad provocada por un parásito denominado Leishmania infantum. Este parásito se encuentra principalmente en la cuenca del mediterráneo. Es un protozoo que precisa de un insecto en particular. En España se trata de un tipo de mosquito, conocido como Phlebotomus perniciosos.

Para que un perro quede infectado, dicho mosquito deberá tener el parásito y picar al can para contagiarle. Cuando el perro ha sido infectado, su sistema inmunitario lo detecta en las células de la sangre e intenta tomar medidas para eliminar el protozoo. En este momento, el perro fabrica anticuerpos, un tipo de proteínas capaces de detectar un parásito, o mediante células especiales que digieren las células infectadas y al parásito que hay en el interior. El primer sistema, el de los anticuerpos, no consigue desechar el parásito. Esto provoca que la infección continúe y el animal seguirá fabricando anticuerpos sin parar. Son estos los que provocarán la mayor parte de los problemas que sufrirá el perro posteriormente.

¿Qué síntomas puede presentar un perro con leishmaniosis?

Es una enfermedad multiorgánica por lo que los síntomas pueden ser variados y no específicos o concretos. Aunque la zona más afectada por esta enfermedad es la piel, siendo la mayoría de los casos con afectación cutánea única. En estos casos, uno de los síntomas más dado es la alopecia alrededor de los ojos y las orejas. Además, el pelo se vuelve fino, seco y quebradizo.

En ciertas ocasiones, podemos encontrarnos con una dermatitis ulcerativa o una dermatitis exfoliativa. Puede ser generalizada o focal. Cuando la respuesta inmunitaria produzca vasculitis asociada, se puede producir necrosis en la punta de las orejas. Es decir, las células o tejidos que se encuentran en la zona dejarán de funcionar.

Los sintomas previos, generalmente, van acompañados de una afectación general en forma de fiebre, debilidad o fatiga, somnolencia y desnutrición.

Si la enfermedad ataca a varios órganos nos encontramos en este punto en una leishmaniosis visceral.
¿Qué síntomas puede presentar un perro con leishmaniosis visceral?
  • Síntomas de afección  renal.
  • Sintomas de afección digestiva. Puede producir diarreas.
  • Sintomas de afección hematológica. Distensión o hinchazón abdominal.
  • Sintomas neurológicos. Dificultad para caminar.
  • Síntomas oculares. Provocando conjuntivitis y problemas en la córnea.

¿Existe un tratamiento para curar la leishmaniosis en perros?

Hasta la fecha, se desconoce el tratamiento para eliminar por completo los parásitos. Pero debemos tratar a estos perros con medicación, que se recetará por un veterinario.

Hay perros que con estos tratamientos, pueden controlar la infección durante toda su vida y no presentar nuevamente signos de la enfermedad. La mayoría suelen sufrir recaídas, y deberemos acudir a un veterinario de manera inmediata. Esto no implica que el animal no pueda llevar una vida normal.

¿La leishmaniosis puede provocar la muerte en los perros?

Desgraciadamente, esto puede suceder cuando los órganos afectados son vitales como el hígado o los riñones. También puede ocurrir cuando el perro presenta otras enfermedades a la vez que la leishmaniosis.

¿Podemos evitar que mi perro enferme de leishmaniosis?

Indudablemente sí. Para prevenir la leishmaniosis en perros, es fundamental utilizar collares, pipetas o cualquier otro método repelente hacia este insecto.

Podéis visitar este enlace, en el que una especialista informa sobre esta enfermedad y un caso real de cómo un perro padece la enfermedad y lleva una vida totalmente normal.

Recordad, es importante prevenir y si observamos que nuestra mascota se comporta de manera diferente a la habitual, debemos acudir a un especialista.

Bibliografía

https://www.advantix.es/blog-advantix/index.php/mi-perro-tiene-leishmaniosis-que-le-va-a-pasar

https://www.affinity-petcare.com/vetsandclinics/es/leishmaniasis-en-perros-sintomas

Deja un comentario

Your email address will not be published.