Mi mascota se ha perdido. ¿Qué debo hacer?

Una de las peores circunstancias que puede darse es la pérdida de nuestro animal. Cualquier descuido durante el paseo o una puerta o ventana abierta en el peor momento posible, puede acarrearnos un gran disgusto. Durante los primeros momentos es normal que nos dejemos llevar por la angustia y preocupación, pero después de leer este artículo sabrás a quién recurrir y qué medidas tomar durante las primeras horas, que son las cruciales para encontrar a nuestro peludo.

 

 

Medidas básicas para evitar pérdidas.

 

  • El microchip, que es obligatorio para poder controlar los abandonos y nos servirá para encontrar a nuestro peludo en caso de pérdida. Es del tamaño de un grano de arroz y contiene lo necesario para la identificación del animal. Mediante el código y su inscripción en la base de datos de la REIAC es posible localizar tanto a su dueño como su residencia. Ese código de 15 dígitos lo encontraremos en la cartilla y papeles de identificación de nuestro peludo.
  • Lleva atado a tu perro siempre durante el paseo. Si tu perro es considerado peligroso, la correa deberá de ser como máximo de 2 metros y no podrá ser extensible, además de llevar siempre el bozal.
  • En las zonas habilitadas para perros, como parques o pipicans, asegúrate de que la puerta no esté abierta o haya algún deterioro en el cercado por el que nuestro peludo pueda escaparse.

 

 

Si aún con todos estos consejos la suerte no está de nuestro lado y el peludo desaparece, te aconsejamos las siguientes acciones:

Las primeras 24 horas.

Cuando nos demos cuenta de que nuestra mascota ha desaparecido tenemos que ponernos manos a la obra cuanto antes, ya que estos primeros momentos pueden suponer la diferencia entre un pequeño susto y una desgracia.
Llamarlo por su nombre con tono calmado (ya que si gritamos pensará que estamos enfadados con él), buscarlo por la zona en la que ha desaparecido y alrededores, además de por donde soléis pasear junto a él serán buenos comienzos. Utilizar el sonido de un juguete que le guste puede atraerlo hacia nosotros también.
Al buscarlo, no olvides fijarte bien en los lugares donde puede esconderse, ya que es posible que esté asustado y su instinto le lleve a refugiarse. También asegúrate de que hay alguien en casa por si el animal encuentra solo el camino de regreso, y no olvides preguntar a vecinos o personas de alrededor sobre su paradero.

Denuncia

Notifica al puesto más cercado de la policía municipal o Guardia Civil de la pérdida. Para ello deberás de proporcionarles el código del microchip, descripción del animal y circunstancias de la pérdida. También podrás denunciar en el Ayuntamiento.
Una vez dado parte de la desaparición, deberemos de avisar a nuestro veterinario para ponernos en contacto con el archivo de identificación de animales de compañía, o hacerlo por nuestra cuenta a través del número de teléfono que proporciona la cartilla de nuestra mascota. En él se podrá dar parte del animal desaparecido y si alguien encuentra a nuestro peludo y lo lleva a un veterinario, podrá dar aviso de la localización de la mascota perdida.

Difusión

En esta época en la que la conectividad está a la orden del día, existen multitud de páginas webs y aplicaciones de las que poder aprovecharnos para difundir la noticia de nuestro perro perdido y abarcar al mayor público posible. Algunas de las opciones que te planteamos son:

  • Registrarse en sitios webs dedicados a la búsqueda de animales perdidos, como perro-perdido, Srperro o Miwuki, así como en grupos de Facebook y otras redes donde se publican animales encontrados. Echa un ojo también a las páginas de las protectoras o perreras de tu ciudad, no son pocos los casos de los peludos perdidos que han puesto en adopción y han logrado encontrar a sus dueños a través de esos anuncios.
  • Utiliza tus redes sociales para difundir la pérdida del animal, ya sea con carteles, imágenes, vídeos… todo lo que pueda ayudar para la identificación es bienvenido.
  • Imprimir carteles por la zona y alrededores para alertar a los vecinos y que estén ojo avizor también servirá de mucha ayuda. Veterinarios, comercios, bares… cuelga el cartel en cualquier lugar que te puedas imaginar. No olvides adjuntar un teléfono móvil con disponibilidad y datos suficientes para que puedan identificar a tu mascota si la ven.

 

Después de todos estos consejos, sólo nos queda darte el más importante: ten paciencia y nunca te des por vencido. Son muy frecuentes las noticias de perros perdidos que vuelven a casa tras semanas, meses, o incluso años.
Eso sí, cuando finalmente tu peludo vuelva a casa sano y salvo, ¡no olvides quitar los carteles y anuncios! Así la gente podrá prestar más atención a los peluditos que todavía siguen extraviados.

Deja un comentario

Your email address will not be published.