La Semana Santa se cierra en Zarpas con tres perros adoptados. Solo esperamos que estas fechas no encontremos ninguno abandonado. Es ahora cuando la gente se deshace de los «regalos» de Navidad… 🙁

El que nos hace más ilusión es nuestro mastín Argi. Después de muchos meses y recuperarse de una herida muy fea, ha dado por fin con una familia.

Argi llegó a Zarpas de mano de nuestra presidenta, que vio a un cachorrón vagabundeando en los alrededores de su casa. Tenía una herida muy fea en la cabeza de un gran mordisco. Aunque se localizó al dueño, no quiso hacerse responsable ni de él ni de la factura del veterinario.

Es un perrete amigable y simpático que tan solo busca jugar. Pero tenía miedo a salir a pasear y al contacto con las personas, que ha ido mejorando con la paciencia de su madre de acogida y la ayuda de una adiestradora de Zarpas. ¡Ahora, por fin, una familia ha decidido adoptar a este gran corazón!

También estrenan hogar dos cahorretes: Brighit y Malaui. Brighit es la última en ser adoptada de cuatro pequeños abandonados. Sus hermanos Mythra, Lora y Hugo ya tienen familia. Brighit, la única con orejillas tiesas, ha logrado por fin una casa en la que crecer feliz.

 

A los cuatro los encontraron abandonados en un campo en Almería. Una protectora de allí nos pidió que nos hiciéramos cargo de ellos, los trasladaron a Madrid y nos pudimos manos a la obra.

Malaui sus tres hermanos Byron, Kida y Said son cachorros no deseados de una camada entre un Border Collie y una mestiza de tamaño mediano. El dueño de su madre se iba a deshacer de ellos y le convencimos de que Zarpas se haría cargo de los cuatro una vez hubieran pasado un mes con su madre. Son tan guapos que se están adoptando muy rápido 🙂

Deja un comentario

Your email address will not be published.